Te odio,

y… te quiero



Odio quererte.

Te quiero odiar,



Y a veces lo consigo.

Te odio tanto…



Avanzo, ando hacia  delante.

Pero otras veces llega la calma, paro de andar y vuelvo a quererte,



entonces me odio.

Odio echarte de menos, odio estar perdiendo mi tiempo queriéndote, queriendo algo que no existe.

Algo que tal vez nunca existió, no lo se..

Y te vuelvo a odiar por hacer que me odie, por hacer que te quiera, por haberte dado ese poder.

Entonces entiendo la frase;

«Del amor al odio hay un paso»

Y yo lo doy varias veces al día.



Dejar respuesta

Por favor, introduce tu comentario
Por favor, introduce tu nombre