Salones Epilogo

Ramón González


Bodegas Verum

En mis tiempos de alcalde de Tomelloso iba apuntando en un bloc de notas, nada que ver  con algún famoso “cuaderno azul”, ideas, sugerencias y realizaciones que en nuestro pueblo se podrían llevar a buen fin.

Por  mi sentido de la política municipal siempre creí, y creo necesario, potenciar la TOMELLOSERÍA, entendiendo como tal la profundización en las tradiciones y valores de Tomelloso, conservar sus edificios más notables, llevar a cabo acciones de conocimiento de todo ello y destacar a las entidades y personas que hacen  que Tomelloso progrese.


Hidymec

 De esa política y sentido de lo nuestro son construcciones representativas  la construcción del Museo del Carro y Aperos de Labranza, la rehabilitación de la Estación y Hangar de Renfe y la restauración de la Casa de Francisco Carretero,  todas ellas actuaciones realizadas durante el tiempo que tuve el honor de presidir el Excmo.  Ayuntamiento de  Tomelloso. Para dar el protagonismo a quienes hacen evolucionar Tomelloso se crearon en 1997 las distinciones de VIÑADOR.

Una de esas anotaciones en el bloc coincide, temporalmente, con las unidades didácticas que se editaron con motivo del  70 aniversario de la concesión a Tomelloso del título de CIUDAD  que se otorgó por Real Decreto de S.M. D. Alfonso XIII el 31 de diciembre de 1927.  Dichas publicaciones consistieron en  un cuaderno informativo y de trabajo sobre la ciudad  de Tomelloso.


Dipu CR – Aniversario Edificio

Esos apuntes hacen referencia a la necesidad de poner en valor la historia de nuestra ciudad, los esfuerzos de sus gentes, el desarrollo de sus potencialidades. Conocer el discurrir de los acontecimientos que han marcado la evolución de nuestro pueblo tiene muchas  connotaciones  pero todas ellas   con dos  ideas básicas: conocer y valorar  el  esfuerzo y avance de los tomelloseros  y servir de marco didáctico a nuestros escolares.  Con ambos criterios llegamos, como punto de confluencia, a un objetivo fundamental;   el amor a nuestro pueblo.

En ese cuaderno de bitácora se hace referencia a la necesidad de crear el MUSEO   DE LA CIUDAD. Paneles, videos, libros editados, fotografías…etc. pueden ilustrar los hitos más sobresalientes de todo lo que ha dado lugar a lo que Tomelloso es hoy:


AMFAR  – Fin de Año

Las demandas y el feliz resultado de la independencia respecto de Socuéllamos.

La roturación de tierras pedregosas a finales del siglo XIX y comienzos del XX supone la gran expansión del viñedo y la llegada de muchas gentes de otros lugares.


DipuCR – Sabores del Quijote

Nuestra agricultura y su modernización. Los regadíos y el sentido ecológico en el consumo del agua.

El alcohol y las destilerías como forma de dar una salida a la gran cantidad de vino producido y vincular el nombre de nuestro pueblo con los mejores brandis españoles.


Hidymec

El tren, los esfuerzos de “El Obrero”, su existencia, desaparición y reivindicación permanente.

Nuestras industrias y su vinculación con los cinco  continentes, el riesgo y valor de los tomelloseros.


MANCHATEL – Fibra orange proximamente…

Tomelloso en la plaza. Pedir lo que nos corresponde. El hospital que se consiguió con el esfuerzo de todos.

Nuestra pléyade de artistas: Pintores, escultores y  escritores.

Nuestros”número uno” en muchos de los campos de la actividad: deporte, investigación, medicina. Los excelentes de Tomelloso.

El esfuerzo colectivo desde la  iniciativa privada: La gran Cooperativa, AFAS…etc. El Tomelloso más solidario.

La donación de los retratos que Juan Yáñez realizó a nuestro  Ayuntamiento nos vale como ejemplar muestra de personas que se han convertido en  personalidades de la gran empresa que es Tomelloso.

Gran esfuerzo colectivo, mucho arte, excelentes resultados, riesgo, empeño…eso es nuestra ciudad.

En  diez años celebraremos  un siglo de nuestra catalogación como ciudad, en el Real Decreto al que antes aludía se establece que “Por el creciente desarrollo de su agricultura, industria y comercio y por su constante adhesión a la Monarquía; vengo en conceder el título de Ciudad y a su Ayuntamiento  el tratamiento  de Excelencia”.

La excelencia de Tomelloso, no siempre vinculada a la labor de los políticos, reside en  sus gentes, en cada  hombre y mujer que sabe lo que  es ponerse manos a la obra al salir el sol y no dar de mano hasta que se ponga y caiga la noche, en todos esos tomelloseros de imaginación abierta a lo infinito, de creatividad sin límites, de pensamientos libres y de rebeldía contra los encorsetamientos y las injusticias.

Esa gente configura la historia de la ciudad y por consideración a sus afanes y como testimonio para futuras generaciones deben figurar de forma permanente,  en un museo a tal fin, en el MUSEO DE LA CIUDAD.

Espacios  apropiados los hay. La adquisición del Casino de San Fernando  bien puede ser sustitutivo de  una de las funciones  de la Posada de los Portales y esta convertirse en la sede del museo de nuestra historia. La Torre de Destilación que hay junto al teatro municipal también es un idóneo espacio para ello. Quizás  una reconsideración de la II y III fases de las obras del Museo del Carro supondrían fácil adecuación. La utilización de la antigua Estación de  Renfe y el Hangar…etc.

Cualquiera de esos lugares puede ser buen  espacio para mostrar la esencia de nuestro pueblo, para poner de manifiesto nuestro justificado orgullo, para fortalecer nuestros compromisos de futuro, para educar a nuestros niños y jóvenes en el amor a Tomelloso.

Se deja de ser alcalde o concejal, se aparta la obligación de elaborar “programas electorales” pero nunca se pierde el amor al pueblo ni el compromiso por su desarrollo.

Qué suerte tendrán aquellos políticos municipales que, en un futuro no muy lejano,  puedan decir… “En nombre del PUEBLO  de Tomelloso queda inaugurado el MUSEO de la CIUDAD”.

Tomelloso. Abril de 2016.Ramón González Martínez de Cepeda. Ex alcalde de Tomelloso.

EURO CAJA RURAL PIE

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here