Salones Epilogo

el-fariseo-y-el-publicano

La parábola evangélica del fariseo y publicano nos cuenta la actitud del primero mientras rezaba, dando gracias a Dios por lo bueno que era. Además se congratulaba de no ser como el publicano. “Dios, te doy gracias porque no soy como los otros hombres, ladrones, injustos, adúlteros, ni aun como este publicano”.


MANCHATEL – Fibra orange proximamente…

Esta parábola, con sentido moral y religioso se ha venido haciendo presente también en muchos momentos de la historia política mundial, sobre todo en los dos últimos siglos. Líderes que se consideraban, y así los veía el pueblo, portadores de la pureza y decencia pública, salvadores del alienado pueblo a los que prometían el cielo…y que pasado un tiempo la historia ha podido certificar que los únicos beneficiados por tales promesas acabaron siendo ellos y solo ellos, podridos de riqueza, mientras el pueblo seguía igual o más oprimido. Omito los nombres, pero la relación de todos, muertos o aún vivos, figura en numerosos tratados de historia y listas de multimillonarios. Desde dictadores de extrema derecha…hasta la más extrema izquierda.

Creo que si algo deberíamos aprender nosotros de todo esto, civilizados ciudadanos del siglo XXI, es que los fariseos son los peores enemigos, no sólo de los publicanos que existen en toda democracia, sino de ella misma. Se aprovechan de los errores, imperfecciones y abusos que en su ejercicio se cometen…no para mejorarla sino que, erigiéndose en puros y castos…intentar implantar sus ideas populistas, perfectamente dialécticas, en una sociedad sin libertades individuales, igualando a todos en la pobreza.


DipuCR – Sabores del Quijote

Y ahí está la madurez de una sociedad, no mordiendo este trasnochado anzuelo que intenta eliminar el único sistema justo, el de las libertades democráticas, sino haciendo una democracia mucho más decente y fiable. Salvadores de la patria, con uniformes miliares o ideológicos no gracias…que ya se salva ella solita.

Dicho en castellano, lo que algunos intentan ahora desde los laboratorios políticos y alguna universidad pública, resulta ya más viejo y fracasado que la tana.

EURO CAJA RURAL PIE

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here