GFIMA Inmobiliaria

El tiempo entre momentos por Miguel Ángel Bernao

Hace mucho tiempo conseguí amarte, desnudo, sin la mordaza del silencio; desgrané el tiempo como el otoño descose las ramas,

Lucía, por Miguel Ángel Bernao

Un poema para Lucía, mi hija recién nacida.

Poesía Visual (2): Algo está podrido, por Miguel Ángel Bernao

"El silencio me hace libre de reflexionar sobre mis miedos"

¡Llegarán!, por Miguel Ángel Bernao

Veremos el engendro de las oscuras noches caer en la sombra de nuestros altos cipreses, a media tarde, entre el regocijo del crepúsculo, y pálidos, acaso estupefactos y llenos de umbría descenderemos al abismo de nuestros silencios. Supuesto el...

Cuando ya no esté y me recuerdes, por Miguel Ángel Bernao

Cuando ya no esté y me recuerdes, la tristeza habrá secado sus lágrimas en el infierno

El crimen y el deterioro humano, por Miguel Ángel Bernao

El crimen y el deterioro habitan aquí, en el mundo de los vivos. Las balas rebotan contra las paredes

Las emociones, por Miguel Ángel Bernao

Habría que darse cuenta que, el único conocimiento incorpóreo es el estado irracional del ánimo,

Sinrazón, por Miguel Ángel Bernao

La sinrazón de mis razones ante el eco de un murmullo, un corazón de blanco mármol

Para amarte, por Miguel Ángel Bernao

Para amarte, tan solo necesito que se encuentren nuestros cuerpos,

Pluralidad, por Miguel Ángel Bernao

Probablemente me sienta algo más que ceniza, como un querubín recién peinado y humedecido en aguas medicinales y esencias perfumadas; creo ser un desnudo imberbe que germina en el comienzo de un bautismo de perspectivas visionarias.   Ya hace tiempo...