Salones Epilogo

train-station-1250938-1280x850

Siempre que me encuentro en sitios concurridos donde tengo que permanecer un largo tiempo, como la consulta de un medico o dentista, en la cola desmesurada de la caja del supermercado, el autobús o el tren, pongo a funcionar mi capacidad de observación y las sensaciones que me provocan. Esta vez fue en un tren hacia… Y observé.


GFIMA Inmobiliaria

Chica inmigrante, joven, casi niña, y con un hijo de corta edad, sin trabajo, el novio en Ecuador, según conversación con otra chica de similar aspecto y posición, conocida en el momento, la cuál le mostraba un piercing en la lengua, y que le dio una envidia feroz, pensando hacerse uno en cuanto bajara del tren. Conclusión: Inmadurez, puesto que se supone tenía otras prioridades.

Luego me fijé en otras dos  chicas que aprovechaban  el viaje para repasar sus estudios con la idea de ser algo en la vida por si mismas: responsabilidad


GFIMA Inmobiliaria

Observé a unas señoras muy encopetadas cuyas caras y actitudes reflejaban, inequívocamente, que sus maridos eran ricos, los cuales las colmaban de joyas y pieles para paliar, yo diría que muchas  infidelidades, y aunque  sus caras, maquilladas en exceso, también reflejaban la irritación  y la desdicha  de saberse precedidas por una joven y frívola amante, pero por nada del mundo perderían su aburrido y monótono Status social y económico:  “Tedioso conformismo”

Presté atención a un grupo de ejecutivos de alto Standing, prepotentes aventureros de una noche en la cual podían fundirse cantidades millonarias a costa de sus empresas amparados en congresos y concilios para, en la mayoría de los casos, no conciliar nada: Desprecio a la ética moral…. 


TBS Tarifa – 300X300

 Puse mi mirada en la madre de familia de aspecto cansado y talante irritable, cuyos niños vociferando, hacían alterar la paciencia de su progenitora a la cual  el padre, deseoso de perderlos de vista, no prestaba la menor atención como si los hijos fuesen solo de la esposa, a la que culpaba de las barrabasadas de su prole: Abnegación forzosa. 

Y el chico solitario y taciturno, ensimismado en sus pensamientos, mirando dentro de si, no para sacarlos fuera, sino para hundirlos un poco más, entregado al mutismo al lado de su ocurrente y “graciosillo” compañero, el cual no le infería ni chispa de gracia: Hastío.   


Diaz Valles

Bajé del tren e inmediatamente sus vidas se borraron de mi mente.

EURO CAJA RURAL PIE

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here