carril-bici
La semana pasada se celebró la Semana Europea de la Movilidad. Un año más, los ayuntamientos de toda España anuncian a bombo y platillo que se adhieren a esta celebración.

¿Cuando se habla de movilidad en un ayuntamiento, de qué se habla? ¿Que significa movilidad en las políticas, en la gestión de un ayuntamiento?

Pues se habla todo lo que haga más eficiente y sostenible la movilidad, los desplazamientos urbanos de todos sus ciudadanos. Se habla de que las políticas de tráfico y transporte público deben ir enfocadas a promover esa eficiencia y sostenibilidad. También de que se debe promover el uso, en el transporte privado, de vehículos más ágiles y menos contaminantes. No se trata solo de mentalizar al ciudadano para que use el bus urbano –que está muy bien y quizá deba ser el eje en torno al cual giren esas políticas–, también hay que incentivar el uso de la bici: carril bici, aparcamientos, etc. La moto de pequeña cilindrada: aparcamientos gratuitos y menos impuestos, por ejemplo. Propiciar que la gente camine, con aceras limpias y en buen estado, con alcantarillado en buenas condiciones, con un pueblo, al fin y al cabo, agradable de pasear. Y como no, el taxi.



–Después de hora y media esperando al autobús en el hospital, me entero que este verano no ha habido autobús. He llamado a mi cuñada. Ha tenido que dejar la comida a medias, coger el coche y venir a recogerme.

–El puente pasado, mi chico y su novia estuvieron media hora esperando en la estación, con dos maletones enormes, a que mi marido pudiera ir a por ellos.

–Un taxi te recoge en donde estés, en el momento en que llames, sin molestar a nadie y por menos de lo que se piensa, y en unos minutos te deja en la puerta de tu casa.

El taxi en Tomelloso contribuye a la movilidad más de lo que la mayoría de tomelloseros piensan y menos de lo que sería deseable y posible con una gestión, un apoyo y una difusión a la altura del buen servicio que se presta y del enorme potencial que tiene.

Cada día se llenan nuestras calles de coches que atascan, ensucian y contaminan nuestro pueblo. Desplazamientos urbanos que serían totalmente innecesarios con un ordenamiento y gestión eficiente de la movilidad. Subir impuestos y llenar de zona azul, desincentivar el uso del vehículo privado no debe ser el único recurso; hay que ofrecer alternativas e incentivar, promover, trabajar por una movilidad más sostenible y eficiente.



Ardua tarea la de conseguir que el tomellosero deje el coche guardado. Difícil, puede que imposible, pero ese debe ser el objetivo. Está claro que solo el bus urbano no lo va a conseguir.

La cultura de nuestro pueblo está muy lejos del autobús o del taxi, pero hasta hace bien poco estaba muy cerca de la bici y el ciclomotor. Esto se ha perdido en los últimos años y ahora nos salen los coches por las orejas. Ahora vamos a cagar en coche.
La movilidad actual es cualquier cosa menos eficiente y sostenible.
Espero que la Semana de la Movilidad no solo sirva para sensibilizar a la ciudadanía del uso del transporte público y de medios más eficientes y respetuosos con el medio ambiente, sino que también conciencie a nuestros políticos de que ese debe ser su objetivo, de que es imposible que el ciudadano se mueva de una determinada manera si el trabajo de sus gobernantes no se mueve en el mismo sentido. Que las fotos que esta semana se hacen, sean el fruto del trabajo bien hecho y del que se hará; que no sean solo fotos.


Dejar respuesta

Por favor, introduce tu comentario
Por favor, introduce tu nombre