cosas claras

Por cosas como esta, nuestro pueblo ha pasado a ser «aquel pobre tomillo…» a la ciudad moderna y próspera que todos conocemos y disfrutamos. El asunto tiene gracia en estos tiempos, pero bueno, lo que está claro es que nunca estaremos lo suficientemente agradecidos a nuestros antepasados. Ellos lo tenían claro.

Feliz fin de semana.



Dejar respuesta

Por favor, introduce tu comentario
Por favor, introduce tu nombre