Salones Epilogo

mangas largas

Las bicicletas son para el verano. Y desde hace seis o siete años las camisas de manga larga parece que también. Hubo una época en que las camisas sólo eran así por la cómoda y versátil posibilidad de poder llevarlas más o menos remangadas, según corriera el “biruji”; desde aquellas que se arrugaban con mirarlas cuando la arruga todavía no era bella hasta las de tergal que no se arrugaban ni ante las circunstancias más adversas.


Virgen de las Viñas

Pero como las modas han de cambiar para poder vender más, se idearon las camisas de manga corta con otro sentido de la estética y la funcionalidad. Hoy, sin embargo, la camisa de manga larga es el atuendo de moda más utilizado por los hombres de nuestras ciudades aunque el termómetro marque los cuarenta. La estética quizá salga ganando pero las axilas seguro que no tanto.

Para ello y es que el mundo de la moda es un no parar comercial…se ha sustituido la entrada del aire por las axilas por el alivio de la entrepierna…con la actualísima y rabiosa moda de llevar camisa larga y pantalones cortos. A mí particularmente me parece que esta moda representa el mundo de las prisas y el olvido…porque parece como si salieras a la calle a medio vestir.


DipuCR – Sabores del Quijote

Las camisas siempre han sido una nota de distinción para los varones; lo que sucedía es que las de manga larga se llevaban más para vestir con traje o jersey, eran como nuestra segunda piel o a veces la tercera si además vestíamos camiseta y siempre contenían un trasfondo de seriedad y monotonía en los colores. Las de manga corta estaban pensadas para las épocas de calor y presentaban colores más atrevidos y sofisticados, al fin y al cabo tenían su origen en países más cálidos y tropicales.

Hoy las camisas de manga larga se fabrican también pensando en ser exhibidas en toda su plenitud sin ropajes que las escondan, se han convertido en prendas con personalidad propia y no en unas teloneras del vestir. En invierno raro es ver ya en las oficinas a los empleados con la chaqueta puesta por mor de las calefacciones, además de que en mangas de camisa el trabajador parezca que está más por la labor. Esa moda se ha hecho ahora extensiva al verano y a las calles aunque la diferencia de quien las lleva por gusto o con disgusto consiste en llevarlas por estética o por obligación.


Dipu CR – Aniversario Edificio

 La moda de llevar camisas de manga larga durante el verano comenzó en el norte de España e Italia donde el clima en esta estación del año es más moderado, pero como hoy se viaja mucho y se ve tanto la televisión la idea  fue copiada hace unos años por aquellos que constituyen la” crême” y se ha propagado con tanta rapidez entre el público masculino en general  que hoy si no vistes camisa de manga larga…Y es que la moda es la moda, la estética es la estética y como no, el ahorro es el ahorro porque ahorrativo es también llevar las mismas camisas en invierno y en verano. Así me lo decía el otro día una fémina de nuestra ciudad; yo no aguanto a un hombre con camisa de manga corta. O se pone un polo o debe llevar para ser elegante una camisa de manga larga, lo demás es una afrenta al buen gusto. Y redundaba más aún en esa fea costumbre de llevar chaqueta y debajo una camisa con manga corta asomando por las de la chaqueta el “peluco” con los pelos de la muñeca…o sea, como verán…comentarios banales y veraniegos a la sombra de un relajo, aunque si somos justos y tenemos sentido de la estética, peor aspecto, aunque sea más cómodo,…ofrece llevar una camiseta sin mangas, marcando bíceps y asomando por los lados, los pelos…de los sobacos…que a veces…ya, ni bíceps…ni “pelacos”.

EURO CAJA RURAL PIE

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here