Salones Epilogo

Es domingo 6 de mayo, y entre comunión y comunión llega una festividad hermosa como ninguna, el «Día de la Madre». Este día acontece el primer domingo de cada mes de mayo, y es cuando los hijos e hijas, tienen la oportunidad de mostrar su tierno agradecimiento a las madres manchegas, que los cuidaron, criaron y amaron. Quizá el regalo de este día sea una pintura del Cole, o una manualidad, alguna flor campestre recién nacida, o quizás una buena comida familiar acompañada de un «te adoro, mami».

La celebración del Día de la Madre viene de lejos, desde las celebraciones a la Diosa Madre del antiguo Egipto, «Isis»; a la madre de Júpiter, Neptuno y Plutón, “Rhea”, en la época griega, aunque otros señalan que era la madre de Zeus, Poseidón y Hades, la festividad de la Cibeles, en la Roma Imperial, hasta la celebración cristiana de la Madre de Dios. El origen de este día en el cristianismo parece asentarse en el siglo XVII con la celebración del Domingo de las Madres. Posteriormente, la historia señala que apareció un Día de la Madre en Inglaterra, donde las personas que trabajaban como sirvientes tenían un Domingo al año denominado «domingo de la madre» para visitar a su familia.


Bodegas Verum

O ya en la época moderna la declaración en 1914 del Día de la Madre en los Estados Unidos el segundo domingo de cada mayo, aunque previamente esta celebración se venía realizando por iniciativa de la escritora Ward How, en favor de las madres que habían perdido a sus hijos en las diversas guerras. Además en ese mismo contexto aconteció a mediados del siglo XIX la petición por parte de la hija de Anna Reeves, una mujer que impulso la sanidad pública para las comunidades Apalaches, de reconocer el segundo domingo mayo (fecha de la muerte de su madre).

Este hecho aislado se vio acompañado por la iniciativa de una joven, Anna Jarvis, hija de Anna Reeves Jarvis, una activista comunitaria de Virgina Occidental, que hacia 1858 tuvo activa participación en la organización de las mujeres para trabajar en la mejora de la sanidad pública en las comunidades Apalaches durante la Guerra Civil Estadounidense, colaborando también en el cuidado de los heridos de ambos lados de la contienda y, más tarde, organizando reuniones para que los antiguos enemigos se integraran y confraternizaran.


Ayto Tomelloso – UNED curso YOGA

Anna, que perdió a su madre en 1905, comenzó a enviar cartas a políticos, abogados y otras personas influyentes solicitando que se consagrara Día de la Madre el segundo domingo de mayo (el cual algunos años coincidía con el aniversario de la muerte de su madre).

En nuestro país, el día de la Madre, surgió vinculado a la festividad de la Virgen de la Inmaculada el 8 de diciembre, allá por el siglo catorce. No obstante y siguiendo el ejemplo americano, desde 1965 empezó a celebrarse el primer domingo del mes de mayo, basándose en la idea de que el mes de mayo, está ligado a la virgen María, cuestión que comparten países como España, Hungría, Lituania, Portugal, Sudáfrica; sin embargo este hecho es distinto de otros países donde se celebra el segundo domingo de mayo, o en la festividad de la Inmaculada Concepción.

EUROCAJA RURAL PIE

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here