De Foncebadón a Ponferrada

La mañana empieza fría en el pueblo de las montañas… y más que se pondrá.



Pablo se va. Tony regresa a Venezuela. Del grupo aquel de ocho solo quedan dos… y casi ninguna lágrima.







Dejar respuesta

Por favor, introduce tu comentario
Por favor, introduce tu nombre