Jueves Santo. La tarde y la noche anteriores ha estado lloviendo. tres ampollas nuevas. Lo mal que se escribe tumbado y con una linterna en la cabeza. Pablo dice que no pasa de León:

—No, Antonio, cada día llego peor.



Pero eso fue ayer miércoles.

Hoy, Jueves Santo, Samuel cuenta —en francés— que va tras una chica italiana «tres jolie»











Dejar respuesta

Por favor, introduce tu comentario
Por favor, introduce tu nombre