La jornada empieza con buenas sensaciones. El frío es intenso al paso por Atapuerca. La entrada de Burgos es sosa. Las luengas barbas del Cid no impiden que haya que lavar la ropa.



«De todas formas, pienso que al Camino hay que venir preparado»

Adiós a Julio.









Dejar respuesta

Por favor, introduce tu comentario
Por favor, introduce tu nombre