Salones Epilogo

▶️▶️ síguenos en Telegram ◀️◀️

Cuando ya no esté y me recuerdes,
la tristeza habrá secado sus lágrimas en el infierno,
donde el demonio me esperará sentado
y las campanas sonarán de nuevo
entre el tumulto de la lluvia,
y la primavera renacerá del silencio,
ante el secreto que martillea los clavos
de este ataúd sin fondo llamado olvido.

No he sido capaz de vivir como un hombre,
las alimañas han devorado mis emociones hechas carne
y tan solo, el hedor de mis lamentos ha sido capaz,
de prender otoños con el fuego denso de mi infierno.



Nunca he sabido despertar mi corazón con el mismo júbilo,
acaso, todo lo que amé lo amé en mi ensoñación, y entonces,
sin conseguir acordarme del tiempo donde deje de amar,
entable amistad con el promiscuo sentido irracional de la vida.

Cuando ya no esté, quizá tan solo el tiempo sepa comprenderme,
y en la profundidad donde gravitan las almas desconsoladas,
se abrirá el misterio que me une a la pasión de la oscura muerte.


Bodegas Verum

Cuando ya no esté y me recuerdes.

cuando

▶️▶️ síguenos en Telegram ◀️◀️


EUROCAJA RURAL PIE


Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here