No nos entendemos en la cama



No nos entendemos en las maneras

No nos entendemos hablando

No nos entendemos pactando.

 

Pero si sentimos el éxtasis del orgasmo.

Si sentimos la culpa y la lujuria.



Si sentimos las lenguas bailando.

Si sentimos el acuerdo sellado con los besos.

 

Pero ¿quién entiende el momento?

¿Quién disfruta el momento?

¿Quién gana entre el corazón y el pensamiento?

 

Piense usted lo que quiera, al menos piénselo.

Aunque… mejor no lo piense y siéntalo.



Dejar respuesta

Por favor, introduce tu comentario
Por favor, introduce tu nombre