Salones Epilogo

Parece que en nuestras costumbres celtibéricas de navidad está la de preparar copiosas y abundantes cenas en las que suele sobrar la mitad de lo preparado, y después estamos una semana aburridos de comer sobras. Os adjunto pues, unos consejos rápidos para que no se os haga aburrido y monótono comer sobras.

LOS AHUMADOS: cubrirlos de aceite aromatizado con hierbas, y utilizarlos para acompañar las ensaladas. Una combinación original es con pimientos de piquillo, podéis hacer una crema con ellos, y utilizarla de base para los ahumados.

Selfietur reserva verano

LOS MARISCOS: Al igual que los ahumados, para que no se resequen pelarlos y guardarlos cubiertos de aceite. Con los caparazones hacer un sofrito con cebolla pochada y tomate frito, después  flambearlas  con brandy y añadir agua. Dejar cocer veinte minutos, triturar y colar el caldo. Utilizar éste fumé para sopas y arroces (mirar otras recetas mías en: La cocina de Buendía). Los mariscos pelados y guardados se pueden utilizar para ensaladilla, revueltos o con pasta (la pasta italiana y sus salsas, salsa calabrasa). También se puede retomar un clásico cómo el cocktail de langostinos con salsa rosa y lechuga. También se pueden utilizar para la sopa de pescado al estilo vasco ( ver en: la cocina de Buendía).

LOS EMBUTIDOS: Para bocadillos con tomate y aceite de oliva untado en el pan, también ce puede untar mantequilla. El jamón se puede utilizar para un revuelto de huevo con unas gambas. Otra forma de reciclar el embutido es picarlo fino y añadirlo a un pochado de cebolla y tomate frito, añadirle queso rallado y acompañar con ésta salsa unos macarrones o cualquier otra pasta. También se puede utilizar ésta salsa como relleno de canelones, raviolis o lasaña.

LA MERLUZA O LOS PESCADOS AL HORNO:  Desmenuzar la carne de los pescados y limpiar de espinas. Hacer una vinagreta con huevo cocido, aceitunas picadas, pepinillos picados, cebolla y pimiento rojo crudos, aceite de oliva y vinagre, añadirle el pescado sin espinas y servir frío, es un plato increíblemente rico.

EL CORDERO ASADO: Trocear la carne y limpiarla de huesos desmenuzarla bien, y ponerla a macerar con una mezcla de especias (comino, cúrcuma, pimentón, cilantro, tomillo, etc.), un vaso de vino blanco (mejor si es vino fino o añejo), y un poco de aceite de oliva. Hervir un poco de sémola de cuscús y acompañarlo del cordero macerado y calentado en el microondas.

Otro día os daré ideas para reciclar los mazapanes, turrones y mantecados.

FELICES FIESTAS!

EURO CAJA RURAL PIE

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here