Salones Epilogo
Auto Benito – 10 Dias KIA

don licin

Mi muy querido “Don Licin”:


Bodegas Verum

Tuvo usted a bien informarnos de su ausencia (tanto presencial, como virtual) durante los días previos a los festejos Pascuales y, desde entonces, un extenso manto de quietud (que mezcla mejor con el hastío) se ha adueñado de la actualidad local en ese medio de comunicación libérrimo (sic) que es Twitter.

Muchos serán los que hayan agradecido su repentina desaparición pues se alzaba en uno de los principales azotes de injusticias, incoherencias y otros comportamientos de más que dudoso calibre (y calaña) y cada una de sus participaciones venía a rebelar, con ácido sentido del humor y superlativa ironía, los males del evolucionado y tecnológico ser humano (que no distan tanto de los de antaño, si bien se escenifican de modo distinto [con herramientas, quizá, más impersonales y, por ello, deshumanizantes]).


Bodegas Verum

Como más que bien conoce, este reducto nació con la vocación de “recoger héroes caídos” y, por añadidura, con el fin de ofrecer un reconocimiento a los auténticos luchadores anónimos que, con su afán y empeño, venían a engrandecer el buen nombre de nuestra población (cierto es, actualidad manda, que, en determinadas ocasiones, la tribuna se ha visto abocada a navegar por las entrañas políticas y sociales más perentorias [nunca fue su intención, aunque quizá sí su responsabilidad]).

A buen seguro, los mismos de antes (esos “muchos”) criticarán que se albergue un minuto de atención a la lectura de una misiva dirigida a un personaje como usted (quizá también lo harían si se cortase la frase en el término “misiva”, por lo que no hay que dedicar demasiada preocupación al particular).


Bodegas Verum

Pero, fuere por haber sufrido esos ataques de los que consideran que ampararse en el anonimato es debilidad, o por una especie de simpatía con los amantes del extremismo, su presencia siempre me resultó, además de interesante, necesaria (porque una voz libre y afilada como la suya es rara avis en este entorno de simbiótico clientelismo).

Y no creo que nadie pueda entender que entre usted (anticlerical manifiesto) y yo (monárquico confeso y católico moderado, por poco practicante), no existían más puntos de (sana) discordia que de comunión (y aquí el término está usado, como casi siempre, con una pizca de maldad).


AMFAR – Discriminación multiple

Sea como fuere, desconozco, a fecha de hoy, quién se escondía tras el afamado “El Bacín” y, como usted mejor que nadie podrá asumir, me continúa siendo totalmente irrelevante su identidad. Lo crucial de sus mensajes se hallaba en su contenido, independientemente, de su filiación, creencias (o ausencia de éstas) y otros pormenores (más propicias de polemistas de razonamiento simplista).

Y permítame que, antes de despedirme, y cometiendo ese error de retornar a los lugares comunes, retome el hecho de que nos informaba usted, amigo, sobre su abandono de la tierra tomellosera y oportuno entendimiento de echar el cierre a su avatar “twittero”.


AMFAR – Mujeres desarrollo rural

Respeto, como no podía ser de otra manera, su decisión, pero entienda usted que la orfandad con la que nos castiga apene a aquéllos que, como el que suscribe, prefiere iniciar enfrentamientos dialécticos con los que confrontan su opinión a mantener una cálida (y vacía) comodidad en su zona de confort.

No albergo demasiada confianza en que la presente misiva llegue a sus manos (ni a sus ojos), pero mi deuda de nostalgia queda, al menos en mi fuero interior, saldada con estas insuficientes letras.


AMFAR – Mujeres desarrollo rural

Le deseo todo el bien y muy próspera (y larga) existencia.

Un placer, amigo.


enTomelloso.com – Black Friday

Vuelva pronto (a Tomelloso, a Twitter)… le extrañamos.

El conductor del coche escoba

EUROCAJA RURAL PIE

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here