Salones Epilogo

ramongonzalez2

Ruego, querido Sr. González, que me permita, por una sola vez (y sin que sirva de precedente), apartarme de la revisión de los asuntos políticos en los que usted (por su experiencia y capacidad de análisis) tanto podría seguir aportando, y dedicar estas (necesariamente) breves líneas a elogiar su solidario trabajo al frente de Cáritas en Tomelloso.


Vinicola Inline

Sabrá usted que, quien esto escribe, respeta la labor solidaria y que tanto humaniza a la Iglesia, si bien es más que crítico con los oropeles que, en demasiadas ocasiones, revisten la conducta de esa comunidad (esperando, sin duda, que la nueva figura del Papa Francisco sirva para orear las estancias más antiguas y corrompidas por el paso del tiempo de la institución eclesiástica).

Su labor (y la de su equipo al frente de la organización), durante estos últimos ochos años, ha permitido que la sociedad tomellosera haya dado el do de pecho en su carácter de ayuda y soporte a aquéllos a los que la vida les ha colocado en una situación más que complicada.



Y ese esfuerzo es especialmente encomiable (y digno de aplauso) cuando se oficia en un periodo como el que venimos viviendo, en el que la (maldita) crisis económica y financiera ha devastado gran parte de la seguridad y estabilidad que antes disfrutábamos, arrastrando y pasando por encima de los beneficios sociales y derechos civiles que, fruto de la muy entregada lucha de tantas generaciones que nos precedieron, se consiguieron para la mejor conformación de la integridad de la sociedad civil.

En especial, la actuación de Cáritas ha servido para que Tomelloso se una en momentos de gran trascendencia (como la Cena de Gala del día de cierre de la Feria y Fiestas de la localidad) y ofrezca su mejor cara, para actuar, con sus donativos y ayudas, tendiendo una mano honesta y comprometida para reparar, en la medida de lo posible, las cuitas de las capas más necesitadas de la sociedad.



Y, además, gracias a su liderazgo y capacidad de generar compromiso, Cáritas, bajo su dirección, ha obtenido un respaldo masivo en las labores de voluntariado, que ha servido para incrementar la ayuda solidaria de nuestro pueblo, ofreciendo una hoja de ruta, verdadera y sincera, de cómo se debe de entender la estrecha relación de empatía con el ser humano.

Con su marcha, querido Ramón, se inicia una nueva andadura en Cáritas. El nombramiento de Teresa Requena (una mujer que inspira confianza y una adecuada transmisión en la continuación de las actividades iniciadas; en suma, una de las que ayudó en su consolidado grupo humano) es una nueva muestra de que su trabajo, Ramón, no ha caído en surco yermo, sino en el más productivo y fértil y de que la llegada del final de su Dirección al frente de Cáritas (por imperativo estatutario) no es más que un punto y seguido.



Querido Ramón, su adiós no debe de ser más que un simple hasta luego y, al igual que en la Política, apoyar, desde la segunda línea, a todos los que, ahora, son llamados a ocupar un puesto más relevante.

Gracias, desde el corazón, y buena suerte.

EURO CAJA RURAL PIE

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here