Salones Epilogo

pleno

Mi muy estimado Sr. Díaz.


Virgen de las Viñas

Aprovecho la presente para felicitarle por la magnífica organización y seguimiento del II Encuentro Regional de Hermandades y Cofradías de Jesús Cautivo, Rescatado y Medinaceli, que ha permitido concitar fervor y colorido (cultural y religioso) a nuestra ciudad.

No obstante, y como usted podrá adivinar, el contenido de mi misiva no se centrará, en el día de hoy, en ese merecido aplauso a su labor (durante tantos años) en la Hermandad (en distintos cargos), sino a sus últimas declaraciones en las que, aludiendo al momento en los que los nuevos concejales juraron su cargo (y en concreto respecto de los que hubieron solicitado la retirada del crucifijo), usted lanza un llamamiento, a la Junta de Cofradías y a las Juntas Directivas de las Hermandades, refiriendo que “estas personas no son dignas de participar en nuestros actos, por lo que no se debe cursar invitación para acudir a los mismos”.


Selfietour – oferta Balneario Jerte

Me permitirá, amigo Andrés, que le recuerde que nuestra Constitución (suprema guiadora de los designios legales y democráticos nacionales), ya en su artículo 16.3, establece el carácter aconfesional de nuestro Estado, cuando preceptúa aquello de que “Ninguna confesión tendrá carácter estatal. Los poderes públicos tendrán en cuenta las creencias religiosas de la sociedad española y mantendrán las consiguientes relaciones de cooperación con la Iglesia Católica y las demás confesiones”.

Lo anterior impone que aquel que quiera disfrutar y vivir el hecho religioso (en sus distintas vertientes) lo haya de desarrollar desde un ámbito privado, sin el amparo de un Estado que, como órgano aglutinador de todos los españoles, no puede abrazar una sola confesión (y no me negará, D. Andrés, que incluso estirando ese precepto, el Estado español siempre ha mirado con más que buenos ojos ese “tener en cuenta” a la Iglesia Católica).


SAT San Jose

Podrá entender, por lo tanto, que sus palabras (fruto, quizá, de un repentino enfado por sepa Dios [o cualquier otra deidad] qué inextricable avatar) parecen comulgar (discúlpeme usted la utilización del verbo) de épocas pretéritas en las que se obligaba a los individuos a mostrar su temor (y reverencia) a Dios.

Y fíjese que, quien esto escribe, es cristiano, pero entiende y asume que la necesaria separación de poderes incluye, a su vez, la de las Leyes de Dios y el limitado y finito poder terrenal. Conviene, y entiéndame, que los gobiernos de las sotanas y los de las urnas se hallen lo más lejanos posibles (sin ámbitos de confluencias, y todo ello sin perjuicio de la eventual colaboración), por el bien (la paz y el respeto) de todos.


SAT San Jose

Con su actitud, querido Andrés, recupera usted la trasnochada tradición de los hombres de gobierno que controlaban férreamente y justificaban sus decisiones en nombre de un Dios al que, entre todos, deberíamos dejar apartado de nuestros mundanos y cotidianos quehaceres.

Su apelación, Andrés, parece estar basada más en los Principios que unos principios (y usted adivinará que la mayúscula importa, y mucho).



Apelo, y entiendo, que su prédica, será poco menos que un canto en el desierto y que la cordura imperará entre los órganos rectores de la Semana Santa en nuestra localidad (y en el resto de Hermandades de la ciudad), manteniendo una política de puertas abiertas y de invitación al acercamiento a la celebración de la festividad religiosa (cada cual con el grado de compromiso que considere oportuno).

Le deseo el bien, amigo Andrés, y, sobre todo, que recupere usted esa actuación del revolucionario de Galilea, que se echaba a los caminos a anunciar un modo de vida distinto y comprometido, pero que se hacía rodear de muchos que, incluso, no observaban sus creencias, para apostar por algo que tiene mucho más valor que el mero asentimiento y seguidismo, la fuerza y la trascendencia del amor (al prójimo, en el reconocimiento de su diferencia).


DipuCR – Sabores del Quijote

Dios le guarde, D. Andrés.

El conductor del coche escoba

EURO CAJA RURAL PIE

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here