Carta a Ángel Grande (Polito)

Se hace difícil cambiar el tratamiento habitual y olvidar el acostumbrado “Polito” por su nombre de pila… y no es que el mote (tan propio y característico de nuestro Tomelloso, tan cercano) sea motivo de burla, sino que se me antoja que, para los menesteres en los que nos hallamos, conviene usar cierto protocolo

Carta de los isópteros del Ayuntamiento de Tomelloso

Nos van a permitir que escribamos unas (muy breves líneas) para aclarar una serie de conceptos ahora que, además, hemos obtenido una mínima atención pasado tanto tiempo. En primer lugar, no somos termitas. Así nos...

Carta a la Vuelta Ciclista a España

Mi querida prueba. Recuerdo aquel 5 de mayo de un (ya lejano) 1982, en el que los integrantes de su serpiente multicolor se enfrentaron a una disputada contrarreloj entre mis calles y las de la...

Carta a Estrella Giménez

Mi querida amiga: Reconozco que, por determinadas premuras (derivadas, en lo sustancial, del seguimiento de la actualidad y de la reparación de determinadas deudas que se hallaban pendientes), esta misiva se ha ido postergando más...

Carta a Julián Ramírez Cardona

Dirá usted, y no sin cierta cordura (y razón), que cuál es la razón que me mueve a escribir, ahora, y traer a colación el luctuoso suceso del crimen que usted llevó a cabo el día de Navidad de 1976 en Valencia.

Carta a J. Blanco

Mi apreciado amigo: Existen tantas teorías (“conspiranoicas”) sobre la desaparición de la (muy sana) costumbre de comprar discos (y no hablo, tan solo, del formato vinilo, sino de cualquier otro que implique la actividad, justa...

Carta al teléfono de la empresa de la línea de autobús

Primero, ustedes, con grandes palabras escritas en letras de molde y con un membrete colorido, anunciaron que iban a reducir el número de frecuencias en sus servicios

Carta a Eladio Cabañero

Sé, más que de sobra, que los formalismos, entre nosotros, no resultan necesarios pero, es que, a estas alturas, cuando han pasado ya casi quince años de su desafortunada muerte, una comienza a perder cierta distancia con prácticamente todo y, como bien dicen los mexicanos, “si va a matarte, al menos hágalo de usted”.

Carta a José Antonio Valera

Esta carta, posiblemente, no le satisfará (o, como mejor dicen en nuestro pueblo, “no le hará gracia ninguna”)…

Carta a Antonio Pintado, el zapatero

Estará usted pensando a cuento de qué viene esta carta que servirá para distraerle de sus cotidianos (y, a buen seguro, más relevantes) afanares.