Salones Epilogo

Fierrez

Mi querido amigo:


Virgen de las Viñas

No le sorprenderá, quizá, que me haya visto obligado (esa actualidad que manda y exige) a demorar la publicación de esta carta más de lo que hubiera querido.

Sin embargo, y a pesar de que en mi débito se encuentra esa deficiencia temporal, me enorgullece imaginar que, cuando lea estas humildes palabras, descubrirá que todo su (complicado y arduo) trabajo no cae en saco roto y merece, al menos, un ápice de la atención y publicidad merecida.


JCCM – Prevencion Violencia de Genero 300×250

Venía a colación mi primer deseo de escribirle, allá por los últimos meses del año pasado, por la condecoración recibida por usted y que le distinguía con la medalla de “Jóvenes Investigadores 2015” que, con prestigio y solemnidad, entrega la Real Academia de Ingeniería.

Quizá algunos de sus paisanos no conozcan el enorme esfuerzo investigador que, durante más de una década, viene usted realizando en el campo de la biometría. Un campo en el que, usted y su grupo de colaboradores, comenzaron siendo unos auténticos pioneros y en el que, hoy, se alzan como referencias ineludibles.


Hidymec

Me molesta ese peculiar olvido, se me antoja especialmente injusto (en suma), cuando, como ocurre en su caso, el empeño académico que usted atesora le ha llevado a tener que desplazarse de nuestro país para alcanzar las cotas deseadas (pasando por Estados Unidos, Suecia, México, Italia, Reino Unido o Suecia, entre otros lugares) y, sin embargo, ha querido mantener su desempeño en nuestro país, en concreto en la Universidad Autónoma de Madrid.

Y es que, como usted bien sabe, Doctor Fiérrez, no es nuestro Reino, precisamente, un lugar muy agradecido con sus mentes brillantes, obviando destinar, para sus siempre encomiables fines, menos recursos de los necesarios y recomendables. Nos queda tanto por avanzar en el terreno del I+D+i que, quizá, en un futuro (esperemos que no tan lejano), nuestras generaciones valoren y empujen en la senda correcta.



Por otra parte, su decidida apuesta por la investigación en la Universidad, sirve como acicate para aquéllos que, como usted, contando con una inteligencia desmedida y exclusiva, prefieren obviar los cantos de sirena del mero impulso privado. Conviene que nuestra Universidad sea el reducto de los principales y más destacados investigadores en todas las materias.

Le agradezco su tesón y su calidad y, como no puede ser de otra manera, espero que el futuro le sea igual de grato en reconocimientos y premios.


DipuCR – Sabores del Quijote

Mi más rendida admiración, amigo.

El conductor del coche escoba.

EURO CAJA RURAL PIE

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here