Museo Lopez Torres

Mis muy queridos amigos


Virgen de las Viñas

Sé que muchos de ustedes, quizá por primera vez (y permítanme reprenderlos por ello), se animan a acudir a mis instalaciones y salas, aprovechando las celebraciones que, con motivo de mi trigésimo aniversario, se han propuesto.

Treinta años es un marco temporal que separa la juventud de la era adulta (al menos en lo que a los museos competen; ustedes verán cuánto se empeñan en alargar sus fases humanas) y que permite efectuar un análisis de mi existencia con la tranquilidad que otorga el consolidado pasado y un futuro más que esperanzador.


Selfietour – oferta Balneario Jerte

Nuestra localidad, afortunadamente, cuenta con una importante pléyade de pintores (vivos) y de artistas que continúan la senda iniciada por aquél a quien rinde homenaje mi construcción (recordarán, los más viejos del lugar, que, gracias a la donación de las obras efectuadas por el maestro Antonio López Torres al pueblo, el Ayuntamiento elevó, en la Glorieta de María Cristina, este Museo).

No he olvidado, en un gesto de sinceridad y respeto inigualable, las palabras pronunciadas en abril de 1986 por el dramaturgo Francisco Nieva, en la inauguración de mis salas al público. Un bautizo artístico que, desde luego, ha servido como guía referencial durante estas tres décadas en las que un importante cúmulo de exposiciones temporales y de actividades en el Auditorio ha complementado la exposición de las obras del inigualable López Torres.


Dipu CR – Aniversario Edificio

Sin perjuicio de todo lo anterior, y con la satisfacción del deber cumplido, mis metas no se han visto cumplidas en su integridad (mal haría si fuera tan pretencioso como para afirmar lo contrario).

De hecho, leyendo la entrevista concedida el otro día por el maestro Antonio López (García), he de aplaudir algo que él insinúa y sugiere. Y es que la mejor manera de premiar a un artista, de reconocer su función y su actividad, es la de acercar su obra a su pueblo, de posibilitar, en suma, que sus paisanos puedan apreciar la privilegiada visión y dotes que plasma en sus pinturas, dibujos y esculturas.



Obviamente, para mí sería un placer inmenso poder habilitar las paredes de mis salas a tal menester y acoger, del modo más perfecto posible, una exposición del mejor pintor realista de la Historia. Aquí, en el pueblo en el que le vio nacer y, por supuesto, en el lugar más adecuado para tal particular, el Museo que loa y ensalza la figura de aquél que tanto le influyó en su deseo de conducir sus designios por el mundo pictórico.

Supongo que el acuerdo de voluntades (políticas, artísticas y similares) requerirá un cierto trabajo, pero los frutos obtenidos por el mismo deberían ensombrecer (y aminorar) el peso y entidad de cualquier otro tipo de obstáculo.



Espero no tener que esperar más cumpleaños sin ver cumplido mi sueño.

Gracias a todos por sus felicitaciones.


Dipu CR – Aniversario Edificio

El Museo Antonio López Torres de Tomelloso

EURO CAJA RURAL PIE

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here