Salones Epilogo

Estimado pueblo de Tomelloso:

Se preguntarán ustedes sobre el motivo que me mueve para utilizar este medio con el fin último de comunicarme (ad populum). Imagino que su conducta se asemeja al hecho de que, en estos últimos días, se inquietaban por mi decisión de acudir a la Piscina Municipal de nuestro (nótese plural) Tomelloso.


Bodegas Verum

Ustedes (los humanos) acostumbran a preguntar demasiado sobre lo ajeno y no se interrogan sobre sus conductas (¿acaso se han parado a pensar si mi mente animal entiende que se refugien, como princesas y príncipes acastillados, en un lugar comidos [robados] a la naturaleza y construyan una especie de lago artificial donde reparan los sofocos y rigores del verano?).

Yo respeto sus rarezas, y, solo por eso, considero contar con el suficiente derecho para (con respeto) instarles a que observen y atiendan las mías.


MANCHATEL – FIBRA ORGANGE INLINE

Supongo que, en sus constreñidas mentes (más habituales a la rápida [y poco meditada] reflexión en las redes sociales), escapa a la razón que un animal (como yo) bien por desorientación, bien por voluntad (no me veo movido a revelarles mis intenciones), acabe en una piscina que, por otra parte, y como les decía antes, se edifica en un terreno público.

No me gusta iniciar afrentas. Pero no puedo resistirme a revelar dos aspectos trascendentales.


AMFAR  – Fin de Año

El primero, un consejo o advertencia (que no soy partidario de arrogarme competencias allá donde mi reino no alcanza). Harían bien en extremar las cautelas y protecciones (cosa que imagino hicieron ya) respecto del control del agua en el que tuve la necesidad (no es plato de gusto verse perseguido por bípedos con aviesas intenciones) de zambullirme. Quizá sus condiciones higiénicas no se compadezcan (demasiado) con las mías (aunque, igual, debería de ser yo el que me anduviera con cuidado, pues ya me han informado de su costumbre de aprovechar el trasiego con el agua para aliviar sus vejigas).

Otro (más, el último, lo prometo). No sé a ustedes, pero, al menos a mí, me repugna ser grabado y que mi imagen sea publicitada (sin mi consentimiento o autorización previa) en los más variopintos medios. Lo anterior es tanto más acusado cuando, como en el supuesto de marras, uno se encuentra en una coyuntura bastante poco pacífica y cómoda (¿han probado a correr delante de las [sus] autoridades competentes?).


AhíMas Comunitelia

Ya les advertía antes de nuestro carácter disímil. Ustedes no se preocupan a la hora de mostrar su (repelente) desnudez (castigada por los excesos gastronómicos y etílicos y su peculiar pereza respecto del siempre saludable ejercicio físico) mientras que alguien como yo (esbelto, rápido, musculado y formado [a buen seguro mucho mejor preparado para su salvación si la Naturaleza nos pone en un aprieto]) se atribula por estos menesteres (debilidades o coquetería de lo animal, quizá).

Entenderán que prefiera no tener que verme obligado a escribirles de nuevo.


DIPUCR – Tu mejor compra

Con afecto.

Reciban mi más cordial saludo.



El jabalí

EURO CAJA RURAL PIE

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here