Salones Epilogo

monolito

Caudillo de España y de la Cruzada, Generalísimo de los ejércitos, don Francisco Franco:


Bodegas Verum

Ruego sepa permitirme importunarle con estas breves líneas para traer a colación un asunto del que he tomado conocimiento y del que espero, mi humilde petición, no le afrente, ni, tan siquiera, le inquiete.

Recordará usted que, avatares de la vida, en fecha 25 de septiembre de 1967, y presidido el Ayuntamiento por Don Juan Torres Grueso, se ratificó su nombramiento como Alcalde Honorario a perpetuidad de la Municipalidad (por Tomelloso, se entiende).



La citada actuación, que distó mucho de haber contado con el respaldo de la mayoría de la ciudadanía (a buen seguro de aquélla que se vio obligada a huir de nuestras fronteras), surgió a resultas de una propuesta evacuada por el entonces Gobernador Civil de Ciudad Real, que recibió calurosa acogida y adhesión de la Comisión Permanente del Ayuntamiento de nuestra ciudad (el día 8 de agosto del precitado año).

El motivo de esta misiva, Don Francisco, es que usted, al que imagino aún hombre capaz de influir (desde su alta posición) en estos menesteres, tenga a bien ordenar la revocación del antecitado nombramiento y distinción.


AhíMas Comunitelia

Y es que, recorridos ya los años que median desde aquel nombramiento (que camina ya hacia sus bodas de oro), ni el País, ni su coyuntura padecen compadecerse muy bien con el hecho de que usted mantenga un título (honorífico) que, desde luego, es de todo, menos democrático (porque otra cosa, supondría cometer un acto inconstitucional [me remito, sobre el particular, a la Sentencia dictada por el Juzgado de lo Contencioso-Administrativo número 5 de Valencia, que obligó al Ayuntamiento de dicha ciudad a retirarle a usted el título de alcalde honorífico, estimando que el contenido de tal distinción era claramente inconstitucional]).

Fíjese que, incluso nuestra Patrona, la Santísima Virgen de las Viñas, únicamente cuenta con el título de Alcadesa Honoraria (sin esa perpetuidad con la que a usted le “bañaron”) y sus méritos (por los de la Virgen) son notoriamente más insondables que los que, en su caso, usted pudiera atesorar.


Hidymec

Sabrá perdonarme, Generalísimo, que le pida a usted esta actuación, pero comprenda que a quien esto firma le han denegado el acceso al actual Reglamento de Distinciones del Ayuntamiento de Tomelloso y, en lo que su poco conocimiento alcanza, el nuevo que se está madurando (en un periodo de elaboración que hace la empresa poco menos que homérica) solo prevé la revocación de las distinciones (entre las que no se encuentra la de Alcalde Honorario a perpetuidad) en caso de que “los titulares realicen actos o manifestaciones contrarios a los motivos que justificaron su concesión, o, que, de haber existido al tiempo de su otorgamiento, no lo hubieran permitido”.

Lo anterior, obviamente, dificulta mucho mi margen de acción. Es por ello que espero sepa atender mi petición, en razón de los motivos que fundan la misma.


AhíMas Comunitelia

Me despido, no sin antes señalarle que el Monolito que el Pleno de la Corporación del Ayuntamiento de Tomelloso acordó erigir en su memoria, según luce a las páginas de la edición de sábado del día 13 de diciembre de 1975 del conocido rotativo ABC, no se llegó a construir.

Ya ve, Generalísimo, la vida… en la que las piedras (todavía) siguen mandando más que los papeles.


DIPUCR – Tu mejor compra

 El conductor del coche escoba

EURO CAJA RURAL PIE

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here