Los destrozos han sido importantes en instalaciones como el Centro de Salud o la piscina municipal, que desde este martes estará cerrada al público, dándose por finalizada la temporada estival. Desde el Ayuntamiento se pide comprensión ante esta medida, «forzada por el estado en el que ha quedado tras la tormenta».

También han sido muchos los daños que ha sufrido el campo y, que según ha lamentado la alcaldesa, «durará varias cosechas». «Estamos totalmente desolados» por los destrozos que ha ocasionado la tormenta, ha admitido Motalbán, aunque por otro lado se ha mostrado «contenta» por el hecho de que no haya habido que lamentar daños personales. «Podría haber sido peor», ha recalcado.



El Ayuntamiento ha movilizado a todo el personal municipal para ayudar con las tareas de limpieza y se ha mostrado convencida de que «al final con tiempo y ayuda de la administración todo volverá a la normalidad».

De otro lado, la alcaldesa ha confirmado que el municipio seguirá adelante con su tradicional Fiesta del Pimiento, que se celebra este fin de semana, a pesar de lo ocurrido. «Hemos decidido continuar con ella porque la fiesta involucra a varios sectores», ha apuntado.



Dejar respuesta

Por favor, introduce tu comentario
Por favor, introduce tu nombre