Salones Epilogo

homenaje-profesores-tomelloso-01

Noche de emociones recuerdos y gratitudes la que se vivió este martes en el Salón de Plenos del Ayuntamiento de Tomelloso en el acto de homenaje a los docentes que se han jubilado este año.


MANCHATEL – Fibra orange proximamente…

En esta ocasión han recibido el reconocimiento de la comunidad educativa y de todo el pueblo de Tomelloso, Victoria Azañón Donoso del CEIP Doña Crisanta, Angel Luis Cabañas Serna del IES Eladio Cabañero, Alfonso Nieto Castellanos del CEIP Embajadores, Emilio Romero González del IES Francisco García Pavón y José María Villasante Sáez del IES Eladio Cabañero.

El alcalde, Carlos Cotillas atendió a los medios en los prolegómenos del acto, explicando que de la mano del Consejo Escolar Municipal se homenajea a los maestros y profesores que han puesto su trabajo a la mejor formación de nuestros vecinos, tanto en conocimiento como en valores, formación integral para la persona. Su labor hace que los ciudadanos estén más preparados y más libres, reitera el alcalde



El alcalde de la ciudad aprovechó este acto para renovar su compromiso con la ciudad para seguir trabajando por mejorar las condiciones en las que están trabajando estos profesionales de la enseñanza y en la que estudian los alumnos. Se trata de mejorar los centros educativos públicos, sus instalaciones y la oferta educativa de la ciudad.

Fruto del esfuerzo de todos los ciudadanos, incidió Cotillas, en 2013 se ha conseguido mejoras muy importantes en este sentido. Entre ellas, citó el nuevo centro de adultos, las 3 nuevas aulas en el colegio José Antonio, la adquisición de 600 m2 para la ampliación del Cervantes, el cuarto idioma y mejores instalaciones para la Escuela Oficial de Idiomas y el mantenimiento de los centros y nuevas zonas deportivas e infantiles.


AMFAR  – Fin de Año

El alcalde finalizó mostrando su satisfacción por estar siempre dando respuesta inmediata a las demandas y peticiones de todo el colectivo escolar en una filosofía que debe ser común como es facilitar la mejor enseñanza posible a todos los ciudadanos.

Victoria Azañón, “Nuestra directora, que sabía escuchar y dirigir”


MANCHATEL – Fibra orange proximamente…

 “Eran unos treinta. Me miraban inexpresivos, callados. En primera fila estaban los pequeños, sentados en el suelo. Detrás, en bancos con pupitres, los medianos…”, con estas palabras de Josefina Aldecoa en “Historias de una maestra”, Sandra Olmedo nos introduce en el perfil de Victoria Azañón, maestra del colegio Doña Crisanta. “Nuestra directora, que sabía escuchar y dirigir”, señala Sandra, “siempre pendiente de su trabajo”. Recordó que muchas generaciones de chicos del colegio han pasado por sus manos, “con la suerte de pasar por las manos de una maestra íntegra” y además era artista. “Conservaremos siempre tu recuerdo en nuestros corazones, gracias”, acabó Sandra.

Victoria recuerda su llegada en 1981 a nuestra ciudad, primero al colegio San Antonio, durante ocho años, para después llegar al Doña Crisanta. Le ha llegado la jubilación, su profesión le ha tenido enganchada casi 40 años y le ha dejado una huella indeleble. Durante este tiempo ha habido cambios, leyes y recortes. Ha agradecido este tiempo a sus compañeros, alumnos, familia y Ayuntamiento.


Dipu CR – Aniversario Edificio

Ángel Luis Cabañas, el enamorado de las matemáticas

José Manuel Jiménez Camacho ha pergeñado el perfil de Ángel Luis Cabañas, señalando la cercanía del trato y la claridad de sus explicaciones. Ha puesto en valor sus conocimientos de matemáticas, su amor por ellas y la propuesta de problemas que les hacían pensar. Después ha sido un excelente compañero.



Ángel Luis Cabañas deseó que la “etapa de júbilo” sea lo más larga posible. Ha querido felicitar a las personas que han elegido a José Manuel como padrino de este acto, “gran alumno, gran compañero y gran amigo”. Para Cabañas ha sido un honor representar el oficio de profesor en Tomelloso durante 27 años “la profesión más digna que se puede desarrollar”.

Alfonso Nieto, un maestro inolvidable


DipuCR – Sabores del Quijote

Una madre y dos hijas, María José Parra, Elena Jiménez Parra y Esther Jiménez Parra han elogiado a “un gran maestro y una gran persona, a la que por suerte hemos disfrutado las tres”, Alfonso Nieto Castellanos, del colegio Embajadores. Han leído entre las un poema “de un poeta tomellosero, compuesto expresamente para él”. De los dones que debe tener un profesor, Alfonso los tiene todos y, además, “los buenos maestros son temporales, pero los que son como Alfonso, son inolvidables”.

Por su parte, Alfonso Nieto, agradeció al Ayuntamiento el acto y especialmente a sus madrinas las palabras que le han dedicado. Lleva 30 años en Tomelloso, por casualidad, desde Tarifa. Tres décadas en Embajadores, cuando llegó un colegio nuevo y “todos teníamos ganas de participar en los cambios que se estaban produciendo entonces”. Nieto alabó en sus palabras la evolución del centro y explicó que ha conocido muchas Leyes de Educación, tantas como gobiernos. Animó para acabar a sus compañeros en el desempeño de su función, con ilusión.

Emilio Romero, el referente

Jesús Navarro Yáñez, otro alumno talludo, señaló su honor por participar en este acto de homenaje a los profesores. Emilio Romero, profesor del Instituto García Pavón, formó parte de la educación de Jesús y de muchos otros jóvenes, “desorientados que necesitaban un referente y una línea a seguir”. Tan solo han pasado treinta años, de aquella clase con cuatro alumnos, en la que los cálculos mecánicos eran facilísimos gracias a Emilio, que premiaba el trabajo de los alumnos. Las clases de Emilio Romero eran “pasar a aprender”. Con “Emilio, gracias por prepararme y ser como eres”, remató Navarro su intervención.

Emilio Navarro aseguró “que cuando empecé a dar clases no eran tan viejo como ahora”. Eran clases distintas a las de ahora y entonces, “los chicos acudían a las clases con otras intenciones, otras ganas de saber y aprender”. En estos 37 años que lleva en la docencia, Emilio Romero ha agradecido a todos el trato que han tenido con él.

José María Villasante, maestro de la vida

Virginia Caro y María Teresa López hablaron de José María Villasante, profesor del instituto Eladio Cabañero, “entrañable e insustituible”. Villasante es para sus alumnas, “ilustrado de física y química, catedrático de familia y maestro de la vida”. La carrera de Villasante ha estado siempre impregnada de conocimientos y valores humanos; de “su química especial”. Se trata de un hombre sencillo y entrañable; cómplice. Sus alumnas refieren una anécdota que destaca la bonhomía del profesor Villasante. Acabaron deseándole lo mejor para esta nueva vida.

José María Villasante, empezó asegurando que Tomelloso le pareció un buen sitio donde vivir. Él necesita el contacto de la gente y nuestra ciudad se lo daba. Durante 22 años ha conecta con sus compañeros, de los que ha notado el cariño y respeto, también cuando lo ha necesita. De los alumnos ha sentido el respeto y el cariño. “Personalmente no soy tan bueno como han dicho que soy”, aseguró. Ha querido transmitir, sobre todos durante estos años más complicados, el valor de las cosas.

[justified_image_grid flickr_user=85117113@N04 flickr_photoset=72157640326996313]

EURO CAJA RURAL PIE

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here