Las Supernenas, el colectivo de mujeres afectadas de cáncer de mama, pasaron este sábado una jornada en Madrid. Más de 50 miembros de este grupo de valientes mujeres compartieron el día con niños y niñas afectados de cáncer y con sus familias, de dos importantes hospitales de la capital de España, Niño Jesús y 12 de octubre. Les llevaron compañía, sonrisas, juguetes y apoyo en un jornada que llamaron “Día de Héroes”, que aseguraba la portavoz del grupo, Montse Jiménez, fue un día especial, formidable y enriquecedor a la vez  y que “no hay palabras para describir tantas emociones que se agolparon en nosotras”.


Bodegas Verum

Hospital del Niño Jesús

La primera etapa de su viaje por los Madriles fue el Hospital del Niño Jesús.  Allí a su llegada “nos esperaban Javier y Ana del sindicato CSIT” que, según nos contaba Montse, son los apoyos fundamentales que han tenido para llevar a cabo esta jornada tan especial en Madrid. Elvira, la supervisora de guardia de la planta de oncología del hospital infantil las condujo a las salas de juegos  “allí estuvimos con los chavalillos que pudieron salir de las habitaciones”. A esos que no podían salir, les entregaron los regalos en mano, yendo habitación por habitación. “Fue impresionante pasar a esas habitaciones y ver el alivio en las caras de los padres y madres que acompañaban a los niños cuando atravesamos la puerta”. Era una bocanada de aire fresco, insistía, recibir la visita de unas  mujeres “tan luchadoras como esos niños que tenían en la cama”.


Ciudadanos – Feria 2019

Lo que más impresionó a las Supernenas fue que “en la cara de los niños no existía el miedo”. Sus ojos pueden expresar cansancio, por los tratamientos o por la convalecencia, “pero ellos no tienen miedo. Está en los ojos de los padres”. Montse nos confesaba que dio mil veces gracias a Dios por no tener un hijo enfermo “eso es lo más duro del mundo”. Pero estas heroínas se quedan con que “hicimos reír y nos reímos, dimos mil abrazos”. A pesar de que estas mujeres, todas con cáncer, estaban preparadas para lo que iban a encontrar “pero nunca lo estás para encontrarte con un padre que se derrumba y te abraza sin concerté de nada”.

Montse quiso destacar y hacer llegar a “todos los que han donado juguetes que sirvieron para llevar la alegría a niños y, también a padres.  “El Cuqui” cantó a una niña y aquello fue uno de los momentos más emotivos, pero hubo más, mucho más, un día lleno de emociones.


SAT San Jose

Hospital 12 de octubre

Tras la comida venía la segunda parte del “Día de los Héroes”, el Hospital 12 de octubre. Allí tuvieron un recibimiento “espectacular, un montón de gente con su bata blanca haciendo pasillo a las Supernenas. Fue impresionante”. Montse aseguraba que se les pusieron los pelos como escarpias por el agradecimiento a su visita.  Vieron el “jardín de mi hospi” que hizo Juegaterapia en la azotea. Un recurso maravilloso, dijo Montse Jiménez, un respiro “para esas criaturas que se tiran tantos meses encerrados entre cuatro paredes”. En el jardín donaron a Juegaterapia una videoconsola  y un detalle a Javier y Ana del sindicato CSIT. Además, se entregó la recaudación de la carrera solidaria de Pedroñeras, a Fundación Aladina casi 4.000 euros y cerca de 3.000 a Juegaterapia.


Grupo Telecomunicaciones – Verano

Las Supernenas recorrieron el 12 de octubre “que es enorme, parece una ciudad”, acompañadas por personal del centro, conociendo las nuevas instalaciones de oncología infantil. Después se distribuyeron para repartir juguetes por toda la zona infantil, no solo a los pacientes oncológicos. Se pudieron desarrollar las actividades previstas, musicoterapia gracias al trabajo de María y Miriam, pintacaras, cuentacuentos y el Cuqui tocando y cantando con su guitarra “todos bailamos al ritmo de la rumba catalana”. En una conferencia, contaba Montse Jiménez, reconocieron el trabajo de las Supernenas después de estudiar su trayectoria en Castilla-La Mancha  “apreciando el trabajo de un colectivo tan original, un grupo de autoayuda con tanta fuerza”. Incluso una madre de un niño enfermo, de Madrid, que conocía la trayectoria de este colectivo a través de las redes sociales y las publicaciones de este medio y que “decía que era un honor conocernos, cuando el honor era nuestro, estar allí y compartir ese día”.

Para Montse Jiménez fue, insistía, una jornada maravillosa, vivida intensamente, organizada perfectamente (“de 10”) por los dos hospitales, el sindicato CSIT, Juegaterapia y Fundación Aladina. A la vuelta “vivimos muy contentas, Jesús Martínez, el ‘Cuqui’, nos hizo pasar un viaje genial con sus chistes y su guitarra”.  Adelantó Montserrat que tienen previsto hacer un viaje al Hospital de Toledo para pasar otra jornada con los niños de ese centro.



[justified_image_grid flickr_user=85117113@N04 flickr_photoset=72157677640784292]

EURO CAJA RURAL PIE

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here