Las Supernenas, el colectivo de mujeres afectadas de cáncer, vivió este domingo un completo e intenso día de emociones, sentimientos y diversión.  Estuvieron visitando distintos lugares y manteniendo encuentros, buscando el beneficio para su enfermedad.



Este grupo de mujeres valientes vivió una jornada “emotiva y necesaria”, nos contaba Montse Jiménez la cabeza visible del colectivo, tras haber sufrido la pérdida de dos compañeras. Los ánimos estaban muy bajos y necesitaban “una inyección de vida y energía”.

La jornada comenzó con Claudiu, de EZSF Tomelloso Tai-Chi donde disfrutaron de una sesión de esa disciplina oriental. Claudiu se mostró muy contento de recibir a las Supernenas y orgulloso de que confíen en su trabajo.

Como ya hemos informado, el domingo continuó con una visita al Club Arqueros de Don Quijote porque, señalaba Montse, está demostrado que el tiro con arco mejora el linfedema. La sesión estuvo supervisada por el fisioterapeuta José Vicente Espinosa.  Fue una experiencia divertida y, además saludable.

La comitiva marchó al gimnasio Essential Box, donde las Supernenas fueron recibidas de una manera especial. La mañana acabó en el centro de terapias integrativas de la calle Doña Crisanta, donde hicieron biodanza. Fue algo, explicaba Montse Moreno, que no se puede contar con palabras, “allí lo que hicimos fue sentir”.

Tras un almuerzo en las Lagunas de Ruidera, la sobremesa consistió en una charla de autoestima  por una psicóloga una psicóloga. Asimismo recibieron una ponencia sobre alimentación saludable. El colofón lo puso el Grupo Rociero “Alma Flamenca” que se desplazó a Ruidera, con el calor de la tarde, algo que según Montse “no tiene precio”, dándoles una sorpresa a las Supernenas. Montse se queda de la jornada con la sonrisa y las caras de alegría de las “Supernenas”.

 



Domingo Supernenas

Domingo Supernenas

[justified_image_grid flickr_user=85117113@N04 flickr_photoset=72157684865265906]

 



Dejar respuesta

Por favor, introduce tu comentario
Por favor, introduce tu nombre