Salones Epilogo

▶️▶️ síguenos en Telegram ◀️◀️

Según explica el Censo de Población de 2001, publicado por el Instituto Nacional de Estadística, la población estacional –también denominada flotante o variante– es «el conjunto de personas censables que tienen algún tipo de vinculación habitual con el municipio en cuestión, ya sea porque residen allí, porque trabajan o estudian allí o porque, no siendo su residencia habitual, suelen pasar allí ciertos periodos de tiempo (veraneos, puentes, fines de semana)».

Por otro lado, los geógrafos de la Universidad de Valladolid José María Delgado y Luis Carlos Martínez, en su estudio ‘Importancia de la población flotante en los municipios rurales del interior peninsular’, explican que los municipios rurales se caracterizan por una continua pérdida de población y destacan de forma positiva que existe un aporte demográfico no contabilizado.


DO La Mancha – INLINE

Este es el de población estacional, asegurando que «los datos manejados revelan que durante el verano, particularmente, los residentes en estos ámbitos llegan a duplicarse holgadamente».

Por tanto, en base a lo anterior, existe una vinculación entre las vacaciones de verano y el aumento de la población de los municipios de España y Castilla-la Mancha.


Cortes CLM – Banner Constitucion 2019

Según los datos del Ministerio, relativos a 2017, los municipios de menos de 50.000 habitantes de la región –que son los que recoge el informe–, la población pasó en los meses estivales de los 1.471.599 empadronados a los 2.509.006 de habitantes estacionales. En términos porcentuales, esto supone un incremento del 70,5% de la población de las 1673 entidades locales de Castilla-la Mancha recogidas en el estudio.

CUENCA Y GUADALAJARA CASI DUPLICAN POBLACIÓN

Por provincias, Cuenca es la que mayor aumento sufre, más del doble, y Ciudad Real la que menos, multiplicando sus habitantes en verano por 1,37. Tras el análisis de los datos, Cuenca es sin dudas la provincia de Castilla-la Mancha que más ve aumentada su población en los meses de verano.


CUAS – El agua es vida optimizala

Esta se multiplica hasta por un 2,23, y tiene su mayor incidencia en la urbanización de Casalonga, en el término municipal de Villar de Cañas, donde la población empadronada es de 3 personas y la estacional asciende hasta las 1.200.

Yémeda, Villaseca, Villar del Saz de Navalón y Pineda de Ciguela son otros de los pueblos que más ven aumentada su población. De hecho, en la primera localidad se llega a multiplicar hasta por 22, pasando de los 22 empadronados a los 500 vecinos estacionales, mientras que en el resto la población se multiplica en época estival por 20, 17,8, y 16,3 respectivamente.


Canal Ocio Tomelloso – Banner DIC/19

Al otro lado de la tabla nos encontramos con las localidades de Quintanar del Rey, San Clemente y Arcas, que son las que menos aumentan su población en verano. La población de estas tres localidades se multiplica por 1,2, 1,1 y 1,005 respectivamente.

Con todo, la provincia de Cuenca registró en 2017, año del último estudio, 143.488 en las 314 entidades analizadas, siendo la población flotante de 320.355 habitantes. De esta manera, se multiplicó por más de dos, en total un 123%.


JCCM – I Mujer dia internacional eliminacion violencia

Por su parte, en la provincia de Guadalajara, de las 452 entidades locales estudiadas, la pedanía de Cabida es que mayor aumento de población sufre, desde una persona empadronada hasta los 75 vecinos, un incremento del 7.400%.

La EATIM de Tordellosos, la pedanía de Torrevaldealmendras y Balbacil son las otras entidades que mayor aumento poblacional sufre en época estival, multiplicándose sus habitantes por 45, 37 y 36 respectivamente.


DO La Mancha – INLINE

En cambio, Quer, Villanueva de la Torre y Yunquera de Henares son las tres localidades del estudio que menos aumento poblacional registran.

En las dos primeras localidades este aumento es del 7%, donde los vecinos suben en 52 y 446 respectivamente, mientras que en la última es del 4%, con 165 habitantes más respecto a su padrón.


JCCM – I Mujer dia internacional eliminacion violencia

En términos generales, el territorio guadalajareño aumentó su población en verano de 2017 un 86%, siendo los empadronados en las 452 entidades analizadas de 169.249 y su población estacional de 314.138.

TOLEDO Y ALBACETE, POR ENCIMA DEL 50%

Toledo es la tercera provincia de la región que más aumento de población estacional sufrió, siendo las urbanizaciones de El Moral y Escalona Golf las que mayor incremento de habitantes registraron, ya que los empadronados se multiplicaron por 30 y por 29,6 respectivamente.

El puesto más alto de la tabla toledana lo ocupa el barrio de Aceca (Villaseca de la Sagra), que según el estudio pasa de 1 empadronado a 54, un aumento del 5.300%.

Las localidades de Magán y Valdelaguna apenas registran un aumento del 12% de su población en época de verano, siendo Yuncos la que menos población estacional registró en 2017, pasando de 9.780 empadronados a los 10.000, con un aumento del 2%.

Con todo, de las 375 entidades locales analizadas en Toledo se registró un padrón de 513.565 habitantes, subiendo la población estacional de 933.724, lo que supone un incremento del 82%.

En cambio, en la provincia de Albacete, de las 356 entidades locales analizadas, la población paso de los 215.794 empadronados a los 352.547 de población estacional, un incremento del 63%.

La pedanía de Casa de la Peña experimentó un incremento de su población en verano de 252 habitantes respecto a los 4 empadronados, lo que se traduce en un aumento del 6.200%.

En la pedanía de Zapateros, el aumento fue del 6.000%, mientras que en las pedanías de Tiriez y Bojadillas la población se multiplicó por 32,6 y 17 respectivamente.

Al contrario, Isso y La Roda apenas aumentaron un 4% en los meses estivales, multiplicándose en ambas los empadronados por 1,041.

En Fontanar de las Viñas el incremento es aún menor, del 2%, ya que de los 55 empadronados la población estacional se eleva hasta los 56 habitantes.

CIUDAD REAL CRECE UN 37%

Finalmente, del conjunto de Castilla-la Mancha, Ciudad Real es la población que menos población estacional registra. De las 176 entidades locales estudiadas, se han contado un total de 429.503 empadronados, y su población flotante llega a ser de 588.242 vecinos, lo que supone un aumento del 37%.

Las entidades que más aumentan su población en época estival son las pedanías de Valdehierro (+14.900%), Umbria de Fresneda (+4.900%) y Alameda de Cervera (+1.918%), con aumentos de población respecto a los empadronados de 150, 100 y 4.400 personas respectivamente.

En el caso de la primera pedanía hay un empadronado, en la segunda 2 personas y en la tercera 218.

Por su parte, Miguelturra es la localidad que menos población estacional registra, con un aumento de apenas el 0,35%, pasando de 15.048 empadronados a 15.100.

La parte más baja de la lista la ocupan también tres pedanías, las tres del municipio de Porzuna, y son las del El Cepero, La Garlitera y Puentes de Piedrala, que no varían según el estudio su población. De los 4, 6 y 31 empadronados, el estudio asegura que la población estacional es la misma.

▶️▶️ síguenos en Telegram ◀️◀️

EUROCAJA RURAL PIE

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here