Salones Epilogo

Facebook, Twitter e Instagram ya se establecen como lanzaderas de historias, momentos y estados para una masa social masiva. Debido a los usos de estas redes nos podemos encontrar millones de razones de por qué se les da un buen o un mal uso.

Quizás el uso más común y justificado de estas redes sociales suela ser la institucional o empresarial, básicamente como herramienta de trabajo. Sobretodo Facebook y Twitter suele funcionar muy bien para promocionar proyectos y compartir trabajos, en mayor medida en el mundo de la comunicación.


MANCHATEL – Fibra orange proximamente…

Luego se podría decir que está el uso ‘estándar’ y el que utilizan la mayoría de los jóvenes y aquí hay que tener mucho cuidado ya que usamos estas herramientas muy libremente. Hay que preservar nuestra intimidad y privacidad para no dar datos de terceros que no estén implicados. Por otra parte también hay que cuidar nuestra identidad digital. Algo que a día de hoy está en franca decadencia.

En muchas ocasiones una cantidad concreta de jóvenes a raíz de la gran afluencia de seguidores que tienen se convierten en ‘influencers’, este es el caso de los youtubers. La plataforma Youtube, se ha convertido en una comunidad que mueve opiniones en masa, aparte de los fines lúdicos que tenga como puede ser escuchar música. Desde mi punto de vista falta responsabilidad a la hora de usar las redes sociales. No puede ser que a cada hora, minuto o segundo del día estemos poniendo en Instagram todo lo que hacemos, incluso dando ubicaciones de donde nos encontramos. Estamos entrando en una tendencia peligrosa, en algunos casos, no en todos. También se puede observar como en Twitter hay que tener sumo cuidado en lo que escribimos en 280 caracteres, el tiro nos puede salir por la culata dependiendo de los que escribamos y hoy día hay muchos temas escabrosos.

ERAN TIEMPOS MEJORES


Gasogar – Octubre

Las nuevas tecnologías y redes sociales están cambiando el mundo ¿a mejor o a peor? No se sabe. Dependerá siempre del uso que le queramos dar. No es tanto el cuándo o dónde utilizarlas sino el cómo. Y es que ya recordamos con añoranza, en el caso de los jóvenes, cuando salíamos con las bicis, a jugar al futbol, nos manchábamos de barro y nuestras madres nos cogían de una oreja; incluso llamábamos al timbre de nuestro amigo o amiga y le decíamos a su madre que saliera!! ¿Ahora cuantas veces vemos eso? A día de hoy se puede jugar desde casa con el ordenador y conectado online con tus amigos, ¿llamar al timbre? para eso está WhatsApp. Erase una vez un móvil a una persona pegado.

El impacto de las redes ha llegado incluso al sector que menos nos esperábamos, nuestros padres. “Oye, cuando me vas a hacer un ‘feisbus’ que vean lo que ponen mis amigos”. Quién no lo ha escuchado alguna vez de su madre o su padre y cuyo verdadero fin es espiar a los hijos. En cuanto a redes sociales somos nosotros los que nos estamos convirtiendo en los padres de nuestros propios padres. Abulta

EURO CAJA RURAL PIE

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here