La Posada de los Portales acoge la exposición del fotógrafo local, Juan Luis López Palacios. En ella hace una retrospectiva por el extrarradio y personajes de Tomelloso desde 1997 hasta 2002, bajo el titulo «Regreso a la isla donde habitaron las piedras». Cuando en diciembre de 2002 Juan Luis López Palacios presentó su libro, preludio de la exposición que estará abierta hasta el 14 de abril en la Posada de los Portales, se dejó algunas imágenes en el tintero y hoy se pueden disfrutar de ellas.

Juan Luis López Palacios, explicaba que la exposición consta de 144 fotografías y que son el resultado de repasar las miles de fotos que hizo desde el año 1997 hasta el 2002 con vista a hacer una publicación bibliográfica. «Siempre recordaba que muchas de las fotografías que conservaba y que no han sido incluidas en el libro, es momento de recuperarlas». Por otra parte Juan Luis López cree que esta será su última exposición. «Es mi última exposición porque creo que este es el momento. En este pueblo lleno de cuevas es momento de decir tierra trágame», matizaba López Palacios.



Por otra parte matizaba que el proceso de selección de las fotografías del libro fue complicado a la par que divertido. «Cuanto más complicado más divertido, las cosas sencillas suelen ser aburridas». Resaltaba también que ha querido hacer la exposición en blanco y negro por el lapso del tiempo en el que están ambientadas, es decir, desde 1977 hasta 2002. «La gente me dice ‘pero con la máquina que tienes, tu Canon EOS, ¿tú disparas en blanco y negro?’ Y yo digo sí. Cuando sabes que tu carrete es en blanco y negro y tu cámara digital está para disparar en blanco y negro miras de otra manera, simplifica de otra manera y no te dejas llevar por el color que te ciega».

En cuanto a la perspectiva de las fotos, muchas de ellas están hechas en la periferia y afueras de Tomelloso. «Me gusta ver Tomelloso desde la lontananza. Muchas veces los árboles no te dejan ver el bosque», aseveraba Juan Luis López. Explicaba que hacer una foto interesante en Tomelloso sin que aparezca un vehículo es muy difícil.

«De la exposición no puedo esperar nada. Cada uno tiene que ver las fotografías desde su propio tamiz», aseveraba López Palacios. «Estoy abierto a cualquier tipo de crítica, la primera la mía», finalizaba el artista.



Dejar respuesta

Por favor, introduce tu comentario
Por favor, introduce tu nombre