Salones Epilogo

museo quinteria 22

El inquieto Felipe Caro ha ampliado el Museo de la Quintería que alberga en su propio domicilio. Felipe con sus manos, su paciencia y su dinero rescata los recuerdos de un pasado laborioso y no tan lejano de la ciudad de Tomelloso. Refleja en maquetas sus vivencias y recuerdos, y los muestra, para que se mantenga viva la llama de ese espíritu que hizo grande a Tomelloso.


Bodegas Verum

Por si le quedase algún segundo de su tiempo libre, Felipe comenzó hace poco a restaurar muebles antiguos. Aparadores, cómodas, arcas…

Nos muestra satisfecho la ampliación de su museo, una habitación aneja, en la que en el centro hay un cribón sobre el que ha desplegado una panoplia de objetos, para muchos desconocidos, orejeros, cuchillas, alomadores… “Fijaos si entonces se pasaba necesidad, que de los tornillos de las traviesas se hacían orejeros, estirándolos a golpe de fragua y martillo”.


JCCM – Prevencion Violencia de Genero 300×250

Felipe para cada objeto de los que tiene en su museo —reproducido por él, o restaurado— tiene una historia, un recuerdo. La galera del carbón, el sonido que emitía cuando cargada con tres o cuatro toneladas, recorría la calle de la Feria “con tantos baches”.

Felipe Caro está encantado de recibir a cuantos visitantes estén encantados de visitar su museo. Para hacerlo hay que ir a la oficina de Turismo, que está en la Posada de los Portales, en horario de mañana y solicitar la visita.



[justified_image_grid flickr_user=85117113@N04 flickr_photoset=72157649482586475]

EURO CAJA RURAL PIE

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here