Cruz Roja y la EASDAL de Tomelloso lanzan un vídeo sobre la mujer en profesiones masculinizadas

El vídeo busca visibilizar el trabajo que las mujeres desarrollan con cualquier perfil profesional

A la hora de escoger una profesión, las mujeres siguen demostrando su fortaleza para hacer frente a los prejuicios que existen sobre el género en los puestos de trabajo. Aunque cada día es más común la presencia de mujeres en puestos de trabajo tradicionalmente ocupados por hombres, aún sorprende a algunos sectores de la población ver a una mujer trabajando como soldadora, policía o conductora de un vehículo de grandes dimensiones.

Cruz Roja, a través de su Plan de Empleo y en colaboración con la Escuela de Arte Superior de Diseño Antonio López de Tomelloso ha elaborado un pequeño vídeo para concienciar sobre este asunto en el marco del 8 de marzo, Día Internacional de la Mujer. El proyecto quiere servir de sensibilización e inspiración especialmente entre la población más joven, y ha servido para educar en igualdad y audiovisuales en el propio centro.

Lidia Novillo es una de las mujeres que ha participado en esta iniciativa; voluntaria de Cruz Roja desde hace 5 años, entró a formar parte de su plantilla laboral hace un año y medio como conductora del servicio ‘Transporte adaptado’ que la Organización presta en Tomelloso. Diariamente recoge a usuarios y usuarias mayores para su traslado desde su vivienda hasta la Asamblea Local, y a jóvenes con discapacidad que acuden a sus actividades de ludoteca.

Durante este tiempo, las personas con las que trabaja le han mostrado todo su apoyo y le han acogido con total normalidad, tanto dentro de Cruz Roja como los propios usuarios y usuarias y familias con las que trabaja. Sin embargo, conducir un vehículo de grandes dimensiones como éste aún sigue siendo motivo de sorpresa o crítica entre quienes no están habituados a ver mujeres desempeñando estas funciones: “algunos hombres creen que por ser mujer vamos a conducir peor o tener más accidentes”, lamenta, “notas por la calle cómo se quedan sorprendidos cuando ven que soy mujer”.

Lidia Novillo también ha tenido que escuchar al volante en más de una ocasión el tópico de género ‘mujer tenías que ser’: “sienta muy mal; deberían entender que no somos menos que un hombre”. De hecho, asegura que nunca ha tenido ningún problema para desarrollar este oficio, en el que ayuda a personas con movilidad reducida a trasladarse desde su vivienda hasta su lugar de destino “el trabajo no es de hombres ni de mujeres, y nosotras lo podemos hacer perfectamente”.

Para romper con estos tópicos de género, la conductora asegura que es necesario visibilizar y sensibilizar a toda la población sobre igualdad para que llegue el día en que panaderas o policías no sean juzgadas por cuestión de género al desarrollar su trabajo.

¿Y por qué no?’

‘¿Para qué te metes en eso?’, ‘¿crees que vas a poder hacerlo?’ o ‘no es natural’ son algunas de las premisas que dan paso a las positivas ‘siempre quiso hacerlo’, ‘ponía tanta ilusión’ o ‘es su vida’. Frases con mucho significado que quieren cambiar cómo se trata a las mujeres cuando deciden optar por una de las profesiones que tradicionalmente han estado vinculadas al género masculino. Con un “no habría querido hacer otra cosa” rotundo, este proyecto busca servir de inspiración para quienes deben decidir a qué dedicar su vida profesional animándoles a no descartar ninguna profesión por motivos de género.

En el vídeo, una soldadora, una carretillera y moza de almacén, una vigilante de seguridad, una pintora de vehículos y montadora de interiores, una entrenadora de voleibol, una policía local, y dos conductoras de vehículos de grandes dimensiones –ambulancia y transporte adaptado- son el ejemplo a seguir como mujeres que han luchado por trabajar en lo que ellas han decidido, luchando contra los prejuicios de las profesiones masculinizadas.

La idea y el guion de este proyecto ha sido desarrollado conjuntamente por Carlos Javier Esteben, profesor de la Escuela, y Cruz Roja a través del proyecto ‘Puentes hacia el empleo: itinerarios por la igualdad’ del Programa Operativo de Inclusión Social y Economía Social, financiado por el Ministerio de Trabajo y Economía Social, el Fondo Social Europeo, el Ministerio de Sanidad Consumo y Bienestar Social y la Junta de Comunidades de Castilla-La Mancha. En el proyecto han colaborado las empresas Divisegur, Tecnove Security, Fergos, Cooperativa Santiago Apóstol, Escuela Superior de Diseño Antonio López y Policía Local de Tomelloso, empresas en las que las protagonistas de este vídeo prestan servicio.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here