La ruleta es el juego por antonomasia de los casinos. Hay otros como el blackjack o el póker, pero ninguno tiene tanta popularidad como la primera. Además, sus normas son bastante sencillas y, con unas nociones básicas, podemos comenzar a jugar, divertirnos y, quizá, ganar dinero. Vamos a ver esas reglas básicas.

La mesa, los números, el color y otros conceptos

La mesa de ruleta cuenta con 37 o 38 números (depende de que sea europea o americana) comenzando a partir de cero. Cada uno de estos números pertenece a uno de los dos colores, negro o rojo. Se disponen de forma alterna, es decir, si el 1 es negro, el 2 será rojo y el 3 otra vez negro. También tenemos la opción de apostar a par o impar dentro de un conjunto de 18 números, de tal forma que contamos con un 50 % de probabilidades de acertar en ese grupo y de un 25 % en el total. Finalmente, en algunas mesas también podemos apostar a número bajo o número alto.



No obstante, las apuestas que más pagan son las que se hacen a una cifra concreta. Se gana menos apostando a colores o a par o impar. Completa la mesa, naturalmente, la propia ruleta, donde se tira la bola para que gire y muestre el número ganador.

Para jugar, previamente debemos cambiar nuestro dinero por fichas en la caja. Estas representan diferentes cantidades monetarias que se definen con distintos colores. El valor de las fichas depende de cada casino. De hecho, en los más grandes y prestigiosos, donde se juega mucho dinero, las puede haber de 25 000 euros, aunque también las tienen de valores más pequeños.

Estrategias de juego

La ruleta depende de la suerte. Por ello, no es fácil seguir una estrategia de juego predefinida. Sin embargo, para empezar a jugar, lo mejor es que vayamos poco a poco. Es decir, apostando pocas fichas y, a medida que vayamos ganando, incrementar la apuesta o guardar parte de los beneficios y apostar el resto. Es el método más sencillo.



No obstante, también podemos jugar con más riesgo. Cuanto más arriesgada sea la apuesta, mayor cantidad de dinero podemos ganar. Pero también perder. Depende de las circunstancias de cada uno jugar más o menos dinero y con mayor o menor riesgo. En los grandes casinos, hay personas capaces de apostar muchos miles de euros en una sola noche.

De hecho, no existe límite de apuestas en el juego de la ruleta. Pero esto no quiere decir que sean ilimitadas. Normalmente, cada casino fija el mínimo y el máximo de apuestas. Y lo hace específicamente para cada mesa y para cada tirada de ruleta.
En conclusión, estas son las normas básicas del juego de la ruleta. Para disfrutar de ella ahora no hace falta desplazarse. Se puede jugar en el casino de Wanabet y comenzar a divertirse e incluso, con un poco de suerte, a ganar dinero.



Dejar respuesta

Por favor, introduce tu comentario
Por favor, introduce tu nombre