Cáritas Tomelloso, como viene siendo habitual celebrará el Día de Caridad coincidiendo con la festividad del Corpus Christi, la celebración de la Eucaristía. La directora y el delegado de la entidad en Tomelloso, Teresa Requena y Jaime Quiralte, respectivamente, explicaron, en un encuentro con los medios, la cuestación, que pendra lugar el sábado 17, y la Campaña del domingo.



Las cofradías y hermandades de Tomelloso participarán, un años más en la cuestación, por lo que Teresa Requena les dio las gracias, además de a los voluntarios que van a colaborar. A pesar del calor previsto para el sábado, desde Cáritas esperan, como siempre, la colaboración y solidaridad de la ciudad de Tomelloso.

Van a ser ocho las mesas petitorias que se instalaran en Tomelloso. En el cruce de calle Campo con Claudio Coello, allí estará la Hermandad de la Virgen de las Viñas. En la calle del Campo, en la esquina del Ayuntamiento estarán voluntarios de Cáritas y de la Hermandad de San Antón. También habrá voluntarios de Cáritas y de la parroquia de la Asunción en el cruce de Veracruz con Socuéllamos. La cuarta mesa estará en el pasadizo de Toledo con Haciendo Surco  y la Hermandad de la Soledad. El edificio San Luis, en la calle Don Víctor, será el lugar donde estén los voluntarios de la parroquia de Santo Tomás. Jesús del Perdón, Nuestra Señora del Mayor Dolor y alguna otra hermandad más llevarán a cabo la cuestación en la Glorieta de María Cristina. El cruce de Antonio Huertas y Doña Crisanta  acogerá otra mesa, atendida por Jesús del Perdón y Cristo de la Misericordia. La octava va estar en el Concordia, esquina con Avenida Antonio Huertas, allí estará la Hermandad de Jesús de Medinaceli.

Se trata de un día de fiesta para los voluntarios de Cáritas, por lo que significa para ellos la jornada de la cuestación, aunque no coincida con el Corpus, aseguró Requena. Y es que “nuestro carisma y nuestro carácter nos acompaña allá donde nos corresponda, aseguró Requena, pues “nuestra misión es ayudar a quienes se acercan a nuestra casa”· ayudándoles en lo que se pueda y más.

El lema de la Campaña de Caridad “Llamados a ser comunidad” ya resuena en nuestras mentes desde la pasada campaña de Navidad, explicó Quiralte. Ahora en el Corpus Christi, se retoma para invitar a la comunidad cristiana a compartir juntos y a no pasar de largo ante el sufrimiento de los otros. Por ello, en esta campaña Cáritas el foco en el valor de la participación y la comunidad como ejes del proyecto de Transformación social.

Por otra parte, Cáritas, una ONG cristiana, recordó el sacerdote, nos invita a vivir “realmente” la Eucaristía. El efecto de la Eucaristía no es que el pan y el vino se convierten en el cuerpo y sangre de Jesús, ese el Sacramento. El efecto, lo que produce, es la comunión, la unión de todos alejados de los individualismos y construyendo una sociedad más justa, señaló Jaime Quiralte. Para ello es necesario desarrollar la espiritualidad de la comunión, es decir, ver en el otro el rostro de Cristo, sentir una auténtica empatía creada con la fraternidad de la comida común en la casa del Padre.



Dejar respuesta

Por favor, introduce tu comentario
Por favor, introduce tu nombre