Este lunes comenzaron las obras de remodelación de la céntrica calle Azucena. La alcaldesa de la ciudad, Inmaculada Jiménez y el concejal de Obras, José Ángel López visitaron esa calle para conocer cómo comenzó un proyecto que ha supuesto una inversión de 110.000 euros con cargo al Plan de Obras Municipales 2016 de la Diputación Provincial.



 Los trabajos van a consistir en la remodelación integral del tramo comprendido entre Don Víctor y Palma, de unos 100 metros lineales y 6 de ancho. Se han iniciado con el levantamiento completo de la calzada de asfalto en una calle que cuenta con dos acerados que no cumplen con la normativa de accesibilidad. Posteriormente se instalará el colector y se colocarán los bordillos que delimitará la nueva alineación del acerado con la distancia reglamentaria que marca la normativa vigente y se hormigonará para dejar el paso central limpio. Tras ello, se actuará en el acerado de forma alternativa para dejar paso a los peatones y minimizar así las molestias a vecinos y usuarios de los locales de hostelería para después llevar a cabo una nueva instalación de agua potable.

Una vez que las aceras estén embaldosadas y por tanto transitables se actuará adoquinando la calzada para conseguir una estética muy similar a la calle Donantes de sangre. La calle quedará cortada con un acceso único a residentes para lo cual se instalará un bolardo neumático controlado por los vecinos de cocheras y trabajadores hosteleros con un mando a distancia para facilitar trabajos de carga y descarga.

El concejal de Obras explicó que se trata de crear un centro más agradable y llevar a cabo una renovación integral de las redes de saneamiento, agua potable y alumbrado. Según ha recordado es un punto neurálgico de la hostelería y el comercio de Tomelloso donde a partir de ahora va a ser mucho más agradable el paseo y la estancia ofreciéndose además la posibilidad a los negocios hosteleros de instalar terrazas lo que redundará positivamente en sus intereses económicos.

El retraso de las obras, recordó López, se debe al objetivo marcado por el equipo de gobierno de salvar la Casa del Gallego por lo que ha aprovechado para agradecer el compromiso de Ciudadanos de permitir el equipo de gobierno el retraso de unas obras en la calle Azucena que al final se están ejecutando al ser un compromiso presupuestario con este grupo municipal. El concejal dijo lamentar no poder decir lo mismo del grupo popular que se dedica, aseguró, “a tergiversar, faltar a la verdad en todas las obras y haber practicado malas políticas en esta calle Azucena”.

 López explicó que este retraso ha permitido analizar “La Zona” en su conjunto, para determinar un marco de actuación global y no intervenir aisladamente en una sola calle, por lo que para el Plan de Obras de este 2017 de la Diputación se ha solicitado una inversión para la calle López Torres en su tramo comprendido entre Don Víctor y Monte. Se trata con ello, precisó, de ir invirtiendo año tras año en toda la zona para llevar a cabo una programación urbanística basada en una idea de conjunto y dar solución a un eje degradado en la actualidad pero muy importante para el ocio, la hostelería y el comercio de Tomelloso.

 



Dejar respuesta

Por favor, introduce tu comentario
Por favor, introduce tu nombre