Salones Epilogo

▶️▶️ síguenos en Telegram ◀️◀️

Alvaro Rubio

Álvaro Rubio calificó las declaraciones de la asociación “Alma de Gato” de “desafortunadas” y de “ser un sinsentido”. El concejal, preguntado por los medios sobre las manifestaciones de la asociación con respecto a que el Consistorio incumple la Ley con la colonia de gatos de la Casa del Gallego, manifestó que desde el Ayuntamiento se han tratado de reducir los focos felinos porque “es realmente una plaga lo que tenemos en Tomelloso”.


Vinicola Inline

Rubio recordó que en la urbanización de la calle Domecq, y hasta que no intervino el Ayuntamiento, había una colonia de 50 gatos. En el instituto García Pavón hay, ahora mismo, más de 15 gatos y en el colegio Cervantes también existe un importante número de esos animales. El Ayuntamiento, aseveró Rubio,  lo que intenta es acabar con estos focos por medio de las jaulas trampa para trasladarlos a unas instalaciones acorde como son las del albergue municipal, separando machos y hembras y que cualquiera pueda ir a allí a adoptar un gato.

El concejal encargado del albergue municipal de animales mostró su sorpresa por las declaraciones de esta asociación, cuya creación se impulsó desde el Ayuntamiento, señalaba, dado que “por humanidad” estos problemas no se pueden dar cerca de colegios. Rubio aseguro que existe un problema muy grave con los gatos en el colegio Doña Crisanta, el Miguel de Cervantes y en otra serie de centros, ya que los animales orinan y defecan en los areneros de los niños de cero a tres años.



“Alma de Gato”, señalaba Rubio, en un primer momento pretendía defender y proteger a los animales y lo que ahora quiere “es dar de comer a los gatos en la calle”. Dado que no hay ninguna sensibilización por parte de la población de Tomelloso, aseguraba el concejal, el dar de comer a los gatos u otros animales dentro del casco urbano está prohibido. Para el concejal la culpa de la situación es de quienes abandonan a los gatos, pero alimentar a los animales de esa forma, además de manchar las aceras, hace que “se mantenga el problema en las calles”. Por ello, Rubio manifestó que la única solución viable es que el Ayuntamiento vaya recogiendo los gatos y llevarlos al albergue municipal y darles el tratamiento necesario. En ese sentido abogó por la colaboración de “Alma de Gato”, como hacen las asociaciones de perros, en sacar y dar en adopción a los animales.

Rubio reiteró que la ordenanza municipal no permite dar de comer a los animales en la vía pública y, además, está penado con una multa de entre 150 y 700 euros. Con respecto a la Casa del Gallego, Rubio manifestó que es una obra a la que no se puede pasar, incluso los concejales han tardado tres meses en poder acceder. La seguridad impide el dejar acceder a esta asociación al recinto, señaló.

▶️▶️ síguenos en Telegram ◀️◀️


EUROCAJA RURAL PIE

Santiago Apostol

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here