Salones Epilogo

ASORA2

Trescientas personas participaron este domingo en las XLI Jornadas Regionales de la Federación de Federación de Alcohólicos, Adictos en Rehabilitación y Familiares de Castilla la Mancha (FAARFACAM) y las I del Área Social de Rehabilitación de Adicciones (ASORA). Acudieron representantes de las 21 asociaciones de Castilla-La Mancha, también vinieron de Murcia, Madrid y Andalucía.


Bodegas Verum

El presidente de FAARFACAM, Ángel Jímenez, explicó que el realizar las XLI Jornadas de la Federación y las I de ASORA, reflejan el empeño y el esfuerzo que está realizando esta asociación en Tomelloso con su área joven. De hecho, el encuentro está dedicado a la juventud, señalaba el presidente. Subrayó Jiménez la importante labor que la asociación anfitriona realiza en el campo de la prevención. Con  estas Jornadas Regionales, desde la Federación de Alcohólicos, Adictos en rehabilitación y Familiares se pretende dar visibilidad a que el alcoholismo y las adicciones son una enfermedad que no se queda solo en el adicto, sino que llega a toda la familia.

ASORA1



La concejala de Servicios Sociales, Montse Moreno, dio las gracias a la Federación por haber elegido Tomelloso como sede de estas Jornadas Regionales. Moreno destacó la función que las asociaciones llevan, sobre todo, en el campo de la prevención y la educación, para sentar las bases, especialmente a los jóvenes, para informarles de los riesgos que tiene el consumo de determinas sustancias y el daño que les puede ocasionar, no solo a ellos, sino a toda su familia. No hay que olvidar, señaló la concejala, que cuando una persona cae en esta enfermedad, el daño sufre va a repercutir tanto a él como a su familia llevando, en ocasiones, a la destrucción de la unidad familiar. Gracias a entidades como FAARFACAM o ASORA, que siguen al pie del cañón trabajando para ayudar a toda la sociedad, manifestó Montse Moreno.

La presidenta de ASORA, Mari Carmen Serrano, explicaba que las jornadas representan la puesta de largo de la asociación, todo un año de trabajo. Las Jornadas sirvieron para mostrar el funcionamiento de ASORA. En ese sentido dijo que la rehabilitación de adicciones está basada en tres grandes pilares, enfermos, familiares y profesionales, sustentados sobre los voluntarios. Serrano insistió en que la adicción no es un vicio, es una enfermedad. Señaló, además, que la sociedad cambia y los jóvenes empiezan antes a consumir.


SAT San Jose

asora3

Las jornadas comenzaron con una performance del Área de Juventud del Barrio San Antonio —que es, recordemos, la asociación de vecinos que sustenta a ASORA—. Un espectáculo mínimo de danza música y palabra del que destacamos la frase “hagamos que todas las lágrimas no sean de tristeza”.


Dipu CR – Aniversario Edificio

La inauguración oficial de las Jornadas corrió a cargo del presidente de FAARFACAM, Ángel Jiménez, la presidenta de ASORA, Carmen Serrano, la concejala de Servicios Sociales, Montse Moreno y el concejal del Barrio de San Antonio, Fran Barato.

Dar la mano y ayudar a caminar



Después, tres voluntarias de ASORA, Verónica Tinajo, Ana Vilches y Dulce Serrano ofrecieron la charla “Al otro lado de la adicción”. Verónica explicó que era una jornada muy especial para ASORA, en donde hay 35 jóvenes voluntarios “sin importarles el tiempo”. Recordó que ASORA nació dentro de la Asociación de Vecinos de San Antonio el 27 de enero de 205 y comenzó con 30 enfermos y familiares. Ahora hay 500 socios, tienen áreas de deportes y teatro, además de dos grupos de enfermos y uno de familiares. Subrayó que trabajan el factor humano y que “recibimos nuestra recompensa porque podemos ayudar”.

Ana Vilches abundó en que es muy difícil convencer a la sociedad de que la adicción enfermedad. Afirmó la voluntaria que no era la misma que “antes de estar en ASORA”. Ana, expuso en su intervención, se considera un agente preventivo, destacando que la tarea del voluntario es “dar la mano y ayudar a caminar”. Dulce Serrano, educadora social  y trabajadora familiar en ASORA, dijo que la vida te pone en el camino que te ha de llevar a un lugar determinado, el voluntariado.  Explicó que su intervención es directa e individual, dirigida a la familia, el cuidador directo. Señaló Dulce que el cuidador necesita ayuda, pero el familiar también.



asora5

La libertad de decir no



Carlos y Antonia, enfermo y familiar, expusieron sus experiencias personales. Carlos, que comenzó a beber con 15 años, tras hacer un recorrido por su experiencia con el consumo de alcohol dijo que “soy feliz por lo que ahora estoy haciendo”. Acabó subrayando que “compromiso es una palabra maravillosa que he descubierto hace dos años”.   Por su parte, Antonia, madre de un joven adicto a las drogas, tras explicar el periplo sufrido hasta que descubrió lo que le pasaba a su hijo, del que destacaba que “lo peor es la desconfianza”. Explicó que es “ahora cuando empiezo a conocer a mi hijo”, que ha vivido privado de libertad, “la de decir no”.

Los expertos Paco pascual y Cristina Prados ofrecieron la conferencia titulada “Una mañana para buscar soluciones. Una vida para disfrutarlas”. Abordaron el mantenimiento de la abstinencia desde el punto de vista médico y psicológico.

Tras la clausura de las jornadas, hubo una comida de hermandad en las cocinillas de Cáritas, que puso fin al encuentro.

EURO CAJA RURAL PIE

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here