El Servicio de Urgencias del Hospital General Mancha Centro de Alcázar de San Juan ha obtenido el certificado de calidad de la Organización Internacional de Normalización (ISO) mediante el cual acredita que los profesionales sanitarios encargados del triaje trabajan siguiendo los máximos parámetros de seguridad y calidad que marca la norma 9001-2015.

El proceso triaje de Urgencias se encarga de clasificar a los pacientes en función a la gravedad de sus síntomas, y no solo al orden de llegada. Este sistema que realiza el personal de Enfermería humaniza la asistencia sanitaria, incidiendo en aspectos como el respeto, la amabilidad, la comunicación, el bienestar, la atención personalizada, la intimidad y la confidencialidad, según ha informado en nota de prensa el Gobierno regional.



El sistema de triaje tiene cinco niveles de priorización, normalizado y dotado de un programa informático de gestión que permite el registro de la clasificación, el control de todos los pacientes y los tiempos de actuación. Este proceso engarcado de de clasificar a los pacientes en diferentes niveles de gravedad debe ser ágil, efectivo y realizarse en poco tiempo.

Este sistema garantiza que las necesidades de atención queden satisfechas, ya que permite que tanto pacientes como familiares tengan acceso a información sobre exploraciones o tiempo aproximado de espera, además, ayuda a optimizar los recursos hospitalarios y crea un lenguaje común para todos los profesionales que atienden urgencias, facilitando el trabajo multidisciplinar que garantiza la eficiencia de este sistema.

MEJORA EN LA CALIDAD SANITARIA



El Hospital General Mancha Centro cumple ahora dos años desde que un grupo de médicos y enfermeros del Servicio de Urgencias pusieran en marcha este proyecto para potenciar la calidad asistencial. La finalidad era acortar los tiempos de espera en la atención a los pacientes en base a unos criterios que ayudan a identificar las necesidades de los pacientes, decidiendo sobre prioridades y tomando las primeras medidas de atención.

Desde entonces, estas medidas han mejorado la calidad de la atención sanitaria en el Hospital Mancha Centro, donde el año pasado se atendieron 65.280 urgencias, con un promedio de 179 urgencias diarias y un porcentaje de ingresos del 13,9 por ciento.



Las Normas ISO constituyen una herramienta de mejora continua de la calidad de la gestión de todo tipo de organizaciones públicas y privadas. En el ámbito sanitario, la complejidad de los procesos asistenciales requiere un esfuerzo aún mayor de los profesionales y de las instituciones para garantizar esa mejora de la gestión.

El coordinador del Servicio de Urgencias del Hospital, el doctor Marco Antonio Esquivias, ha afirmado que este certificado «conlleva la implementación de un sistema de trabajo basado en la mejora continua y centrada en la atención al paciente, en su seguridad y su satisfacción».



Esto supone una mejora en la calidad de la atención al paciente, que se consigue gracias a la homogenización e implementación de protocolos clínicos basados en la evidencia científica y en la organización, puesto que mejora la coordinación entre los profesionales y la gestión de los recursos.



Dejar respuesta

Por favor, introduce tu comentario
Por favor, introduce tu nombre