«Nunca nada volverá a ser normal. Al menos no la definición de normal que conocíamos antes de la pandemia», ha asegurado alcaldesa de Alcázar de San Juan, Rosa Melchor, ante la cuestión de por donde habrá que empezar para acometer la vuelta a la normalidad, tras el estado de alarma decretado ante la crisis sanitaria provocada por el COVID-19.

A esto se une, ha añadido, el dar continuidad a todos los proyectos que estaban previstos y que garantizan por medio de la inversión pública movimiento económico en la ciudad.



Y es que se ha mostrado convencida que el Ayuntamiento tendrá que asumir «un papel canalizador y vertebrador» en la recuperación económica que seguirá a la crisis sanitaria. Algo necesario para volver a poner en marcha las medidas de estimulo al dinamismo de la ciudad en las que se venían trabajando estos últimos años.

En este sentido, ha explicado como desde el Consistorio se están poniendo ya sobre la mesa medidas de carácter fiscal para ayudar a desempleados, autónomos y pequeñas empresas.

ALTO GRADO DE CUMPLIMIENTO DEL ESTADO DE ALARMA

Rosa Melchor ha manifestado como los vecinos están teniendo «muy buena» actitud respecto al confinamiento. «Estamos teniendo un alto grado de cumplimiento del estado de alarma» ha afirmado, aunque ha admitido que «siempre hay quien quiere burlar la Ley, pero tanto la policía municipal como la nacional están haciendo un magnífico trabajo y ‘pillando’ a muchos de aquellos que se la saltan», ha señalado.

Se ha mostrado muy orgullosa de la generosidad de los alcazareños. «Muchos de ellos han decidido utilizar este periodo y el propio confinamiento para ayudar a los demás», ha afirmado explicando que cada día en el Ayuntamiento reciben «multitud de ofertas» de particulares, organizaciones y empresas que quieren echar una mano. «Eso me enorgullece».

Ha confesado que ha tenido varios momentos «muy malos» durante esta crisis pero de los peores son aquellos en los que conoce el fallecimiento de alguno de sus vecinos. «Y al dolor de esa pérdida tener que sumarle la de no poder acompañarlos y que tengan que despedir a sus seres queridos en soledad», ha añadido.

«NOS CREÍAMOS INTOCABLES Y NO LO SOMOS»

Y es que para la alcaldesa de Alcázar son muchas las lecciones las que la sociedad debería sacar de esta situación. Una de las primeras que, en su opinión, deberían extraer los que viven en «este llamado ‘primer mundo» es que no son inmunes a las plagas que lo aquejan.



«Nos creíamos intocables y no lo somos», ha añadido, mientras que ha explicado que los que tienen la suerte de «casualmente, haber nacido en occidente no deberían despreocuparse de lo que pasa en el resto del mundo y «esto que no que sea solo un acto de solidaridad. Es también un acto de auto protección. Ya que lo que pasa un lugar lejano del mundo nos afecta a todos», ha asegurado.

Ha expresado que le gustaría que cuando finalice la crisis sanitaria no se olvide «lo importante que es la inversión en sanidad pública y en recursos para poder hacer políticas sociales desde las instituciones públicas». Y que todo esto se traduzca en que después se siga recordando que en estos días la ciencia le gano la batalla a los mitos y los héroes de ciencia ficción y de la farándula.

«ES HORA DE HACER POLÍTICA CON MAYÚSCULAS»

Se ha mostrado convencida de que en estos momentos habría que dejar de lado la crítica política, al menos en el corto plazo, para superar la crisis en bloque. Es más, le parece inútil para los ciudadanos y una actitud «deleznable» la de aquellos políticos que buscan réditos electorales en una situación tan dramática como esta. «Creo que no merecen el calificativo de políticos porque no lo son», ha añadido.

Y es que, para Melchor, esta pandemia se está sufriendo en todo el planeta, y que se está viendo como en algunos países afectados el ejemplo es trabajar todos a una para salir de ella sin dejar a nadie atrás. «Este no es tiempo de pensar en posiciones partidistas, es tiempo de hacer política pero política con mayúsculas», ha concluido.



Dejar respuesta

Por favor, introduce tu comentario
Por favor, introduce tu nombre