IU Educacion

Izquierda Unida anunció este lunes que va a presentar en los Ayuntamientos de Tomelloso, Argamasilla de Alba y Pedro Muñoz, mociones solicitando al Gobierno regional la derogación del acuerdo sobre los interinos de la educación y denunciando la situación de ese colectivo.



La responsable de IU en Argamasilla, Esther Trujillo, explicó que el pasado 24 de junio fueron despedidos en Castilla-La Mancha los trabajadores interinos de la enseñanza “cuando el curso realmente acaba en septiembre”. Eso significa, señalaba Trujillo, que todo lo que se tiene que realizar en un centro, posteriormente al 24 de junio, incluidos los exámenes de septiembre, esos trabajadores no lo van a realizar. Esta situación provoca a los docentes interinos de C-LM un agravio comparativo frente a los de otras comunidades donde sí se les contrata para todo el curso, con  el consiguiente reconocimiento en forma de puntuación del periodo de vacaciones de verano. Además, el profesorado de C-LM  se encuentra en una situación de desventaja frente a estos otros docentes cuando han de presentarse a diferentes oposiciones.

Para Trujillo, esta medida significa “perpetuar los recortes que había ejecutado el Gobierno del PP”, incumpliendo las promesas electorales del Gobierno de Page que se había comprometido a revertir esos recortes. Durante el primer curso del ejecutivo socialista la excusa fue que heredaron los presupuestos de anterior gobierno, pero “este año no tenían esa excusa” por lo que era el momento de “demostrar que iban a cumplir con su palabra”.



Por su parte, la responsable de Educación de IU Tomelloso, Tamara Casero, recordó que la primera vez que los interinos fueron despedidos “gracias al PP” fue en 2012. Casero señaló que una de las promesas estrella de García-Page fue que “los recortes en educación se iban a revertir”, pero este año nos encontramos “que el PSOE continúa las políticas de recortes del PP”. Así, señaló que los interinos “han sido despedidos a seis días del comienzo de las vacaciones”. Incidió que esta medida perjudica a los docentes no solo a nivel económico, también en las oposiciones, pues computarían 10 meses mientras que al resto les contarían 12 meses.

Además, los profesores despedidos no han podido asistir a los últimos días de curso por lo que no han realizado los informes preceptivos ni los claustros se han realizado en condiciones normales. También, señalaba Casero, las reclamaciones o dudas de los padres no han podido ser atendidas por los profesores que les dieron clase a sus hijos ni van a realizar los exámenes de septiembre.  Según la normativa, recordó Tamara Casero, el curso escolar comienza el 1 de septiembre y acaba el 31 de agosto del año siguiente “lo justo es que el profesorado interino este contratado en ese periodo”.



Animó a los padres y madres a que se quejen y denuncien esta situación para que sus hijos “sean atendidos en condiciones de igualdad con el resto de comunidades”.



Dejar respuesta

Por favor, introduce tu comentario
Por favor, introduce tu nombre