El coordinador regional de Izquierda Unida, Juan Ramón Crespo, ha avanzado este martes que su formación va a remitir una carta a la Federación Municipal de Municipios y Provincias de Castilla-La Mancha para que esta institución, en un acuerdo orgánico, pida al presidente autonómico, Emiliano García-Page que «rectifique y pida disculpas a los ayuntamientos», después de que haya subestimado la acción que las corporaciones municipales han tenido que afrontar en la crisis sanitaria provocada por el COVID-19.

En rueda de prensa, Crespo se ha mostrado muy crítico con las manifestaciones que este domingo García-Page realizaba en un programa de televisión, en el que dijo que los ayuntamientos se han limitado «a cerrar parques».

Tras tildar de «inaceptable» el «desprecio» que, a su entender, ha mostrado el presidente de Castilla-La Mancha hacia los ayuntamientos, Crespo ha pedido al resto de formaciones políticas, incluso a la socialista, que suscriban este petición «para que Page rectifique y deje de agredir a colectivos que han estado combatiendo los efectos del COVID-19».

«Después de que despreciara a los docentes, a los sanitarios, sobre todo a los de Albacete, ahora vuelve a despreciar a otro de los colectivos que han estado más al frente de la lucha de las consecuencias de del virus. Es inaceptable que desprecie a las corporaciones municipales de la forma que lo ha hecho cuando la Junta en las primeras semanas de la epidemia estuvo desaparecida y fueron los alcaldes y los concejales los que se encargaron de desinfectar calles y residencias, repartir comida y dotarse de EPIs, labores que son competencia de las comunidades autónomas», ha condenado.

Dicho esto, el líder de IU ha proseguido pidiendo al jefe del Ejecutivo castellanomanchego que «se deje de espectáculo y deje de ir de plató en plató, como si fuera un participante de ‘Operación Triunfo’, y que deje de ser usado por las televisiones y sus dueños para ser el mamporrero que golpee al Gobierno central».

Y es que Crespo ha instado a García-Page a «trabajar», después de conocer que Castilla-La Mancha «volverá a ser la pagana» en el reparto del fondo de 16.000 millones de euros no reembolsables que el Gobierno pondrá a disposición de las autonomías para afrontar la crisis por la COVID-19.

Según Crespo, a pesar de que en un principio el reparto planteado por el Ejecutivo de Pedro Sánchez era «justo», pues en su mayor parte los fondos iban dirigidos a paliar las consecuencias de la pandemia, el cambio de criterio de «última hora castiga» a Castilla-La Mancha para beneficiar a otras regiones más pobladas.

«Volvemos a ser los paganos de una situación política y no de una situación social. Vamos a mostrar nuestro apoyo al presidente de Castilla-La Mancha para que trabaje en la línea de conseguir que se use la primera propuesta de reparto».

Por último, a preguntas de los medios, el líder regional de IU ha asegurado que ya han elevado a Unidas-Podemos, presente en el Gobierno de coalición con el PSOE, su disconformidad por el nuevo reparto que se ha planteado de los fondos, pidiendo que se retorne al criterio inicial.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here