El presidente de Castilla-La Mancha, Emiliano García-Page, ha vaticinado que «en pocos años» podrá vivirse el fin de la «esclavitud» que la Comunidad Autónoma sufre en materia del agua.

Así lo ha asegurado durante el acto inaugural de un pabellón deportivo en la localidad ciudadrealeña d de San Carlos del Valle, donde ha avisado además de que en el corto plazo podría haber problemas de abastecimiento en pueblos de la región «que están viendo cómo su agua salta a otras regiones».



De este modo, ha alertado de la escasez de agua en la cabecera del Tajo, la cual ha avanzado que se verá empeorada por las previsiones meteorológicas en el corto plazo y la escasez de lluvias de los últimos meses.



Dejar respuesta

Por favor, introduce tu comentario
Por favor, introduce tu nombre