El Gobierno de Castilla-La Mancha ha decidido relajar las medidas de contención frente al coronavirus en la Comunidad Autónoma, lo que propiciará que la hostelería pueda abrir en nivel 3 al 50 por ciento en el interior de los establecimientos y al 75 por ciento en el exterior.

Así lo ha indicado en rueda de prensa el consejero de Sanidad, Jesús Fernández Sanz, quien ha argumentado que la relajación de estas medidas -que se verá reflejada en una resolución que entrará en vigor este miércoles- es posible porque Castilla-La Mancha está entre las cuatro o cinco regiones «de cola» en incidencia y datos.

«Lo que hacemos es relajar las medidas y empezar a dar cabida a la recuperación socio-económica», ha dicho, para advertir, no obstante, de que si hubiera un empeoramiento epidemiológico en la región se volvería a medidas más restrictivas.

En concreto, la resolución recoge que el nivel 2 queda «prácticamente igual» que estaba con la salvedad de que las personas que estén en residencias podrán salir en su entorno a pasear para «volver a una normalidad que ahora nos podemos permitir».

BODAS Y COMUNIONES

De su lado, el nuevo nivel 3, que cerraba antes la hostelería en el interior, hará que los bares puedan abrir al 50 por ciento en el interior y al 75% en el exterior. Además, los eventos como comuniones, bodas y bautizos permiten 100 personas en interior y 150 en exterior en nivel 2 y 60 en interior y 100 en exterior en nivel 3.

En cuanto a competiciones, bibliotecas o cines, el titular de la Consejería de Sanidad castellanomanchega ha dicho que se mantendrá en nivel 3 «siempre» el 40 por ciento en el interior y el 60 por ciento en el exterior.

Con todo, ha subrayado que dada la nueva situación de los niveles «prácticamente» toda la región estará este miércoles en nivel 2. En concreto, ha apuntado que apenas un 2 por ciento de la región estará en nivel 3 reforzado y un 15-16 por ciento en nivel 3.

COMPARACIÓN ENTRE NAVIDAD Y SEMANA SANTA

Para apoyar la relajación de estas medidas, el consejero ha explicado que cuando el 18 de enero -después de las navidades- la Junta tomó las medidas más drásticas para frenar el virus, la incidencia acumulada era de 1.006 casos por cada 100.000 habitantes a 14 días y a día de hoy es de 204 casos.

«En siete días nos pasaba lo mismo, teníamos 544 casos por cada 100.000 habitantes cuando tomamos las medidas más drásticas y ayer teníamos 93», ha manifestado, para afirmar que «esa es la diferencia entre el final de las navidades y el de la Semana Santa».

En cuanto a las UCI y las camas respecto al 18 de enero y el fin de Semana Santa, Fernández Sanz ha apuntado que a principios de año había 150 UCI ocupadas frente a 63 actualmente y si había 1.278 camas ocupadas tras las navidades ahora son 364.

«Los números son mucho menores y eso tiene que ver con una decisión que tuvimos que tomar teniendo en cuenta lo aprendido, ya que nos prevenimos y desde marzo hasta hoy hemos tomados medidas lo más drásticas posibles que, junto a la vacunación, y nos ha permitido que la pandemia no crezca en los mismo números que en la post navidad», ha manifestado.

261 NUEVOS CASOS ESTE MARTES

En cuanto a los datos de la jornada de este martes, el consejero ha apuntado que se han registrado 261 nuevos casos, lo que le ha permitido decir que la región se mantiene entre los 200 y 400 nuevos casos de media, pese a la «subida» de los últimos días.

En cuanto a la incidencia acumulada, Fernánez Sanz ha señalado que a 14 días está en 204 casos por cada 100.000 habitantes y en 93 casos por cada 100.000 habitantes en 7 días. «Una buena cifra porque la relación entre la incidencia a 14 y 7 está por debajo del 50 por ciento».

La capacidad hospitalaria, de su lado, muestra que en la región hay 63 UCI y 360 camas ocupadas, lo que supone igualmente una situación «mucho más tranquila» respecto a después de navidad; mientras que en el último día ha habido 5 fallecimientos, ninguno en la provincia de Ciudad Real.

«La capacidad hospitalaria, el número de casos y la incidencia acumulada hacen pensar en una estabilización», ha apuntado el consejero, que ha sumado a las Urgencias al señalar que a 19 de abril de 2020 atendieron a 716 pacientes y que el 19 de abril de este año a 2.276, lo que denota que se está empezado a atender de manera «normalizada» a las personas COVID y no COVID.

VACUNACIÓN

De otra parte, el consejero se ha referido la vacunación en la Comunidad Autónoma, para señalar que con la primera dosis hay algo más de 400.000 personas en la Comunidad Autónoma y con dosis completa algo más 170.000, lo que supone el 10 por ciento de la población. Datos que posicionan a Castilla-La Mancha en la cuarta región con pauta completa a nivel nacional tras Asturias, Castilla y León y Extremadura.

En concreto, el consejero ha dicho que Castilla-La Mancha ha administrado hasta ahora casi 410.000 dosis de Pfizer, de Moderna casi 35.000 y de AstraZeneca 124.000, habiendo recibido vacuna más de 215.200 hombres y casi 353.000 mujeres.

Además, el consejero ha subrayado que el 99 por ciento de los mayores de 80 años de Castilla-La Mancha han recibido una dosis de la vacuna y el 63 por ciento con la pauta completa; mientras que los mayores de 70 son el 36 por ciento.

La Comunidad Autónoma ha recibido esta semana mas de 71.000 dosis de vacunas y la próxima, solo de Pfizer, recibirá más de 83.000. «Tendremos que vacunar más diariamente y estamos preparados para ello», ha zanjado Fernández Sanz.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here