Una delegación oficial de altos cargos de la consellería de Infraestructuras, Territorio y Medio Ambiente de la Generalitat Valenciana ha visitado ayer jueves las instalaciones de la empresa tomellosera Industrias Metálicas Anro, que está interviniendo en la construcción de un nuevo puente en la ciudad alicantina de Alcoy, promovido por la Generalitat Valenciana.anro-visita-tomelloso

La delegación valenciana, integrada por el director general de Obras Públicas, Proyectos Urbanos y Vivienda; Jose Vicente Dómine Redondo; el subdirector general de Infraestructuras, Juan Antonio Sánchez Martínez y Adolfo Félix Roca Lorente, del Servicio de Infraestructuras Públicas, así como dos altos cargos de la constructora Rover Alcisa, fue recibida por el gerente de la empresa, Rafael Rodríguez, quien les informó de la construcción de de las grandes piezas que Anro está construyendo para el nuevo puente de Alcoy.



Este puente, de 683 metros, de los que 426 metros corresponden a un viaducto de ocho vanos, vendrá a conectar con una estructura muy liviana, dos barrios de esa ciudad y cruzar el río Serpis, según el proyecto de la Generalitat Valenciana. Con  630 toneladas de peso, el puente será el de mayor longitud y uno de los de mayor complejidad de los de la ciudad de Alcoy, debido a la geometría curva en planta y alzado del mismo.

El proyecto contempla un puente mixto, compuesto por una celosía metálica de canto variable, de entre tres y seis metros, y un tablero de hormigón armado con una tipología de estructura que le confiere mayor esbeltez y transparencia, minimizando su impacto en el entorno.  El puente estará apeado en los diferentes vanos hasta su soldadura definitiva y la intervención de Anro en este proyecto comprende también el tratamiento superficial de granallado y su pintura.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here