Cerca de unos 500 integrantes del sector de la hostelería de la provincia de Toledo se han manifestado este jueves por las calles de la capital regional para mostrar su enfado con las restricciones impuestas por las administraciones que les afecta de forma directa y les lleva a la «ruina». De ahí que, además de reclamar una serie de medidas que suponga un plan de «rescate» para el sector, hayan defendido que sus locales son espacios seguros frente al COVID-19, pues cumplen con la normativa higiénico-sanitaria.

Y es que los hosteleros y empresarios del ocio nocturno de Toledo, custodiados por un fuerte dispositivo policial, se han concretado en la Plaza del Ayuntamiento, para partir después hasta el Palacio de Fuensalida, sede del Gobierno regional, y terminar su protesta en la céntrica Plaza de Zocodover, frente a la Delegación del Gobierno, siguiendo la llamada de la Asociación Provincial de Hostelería y Turismo de Toledo (AHT), que se ha sumado a la convocatoria nacional del gremio.



Antes de que las calles toledanas fueran partícipes de sus quejas, el presidente de la asociación, Tomás Palencia, ha denunciado que las diferentes administraciones han adoptado medidas altamente lesivas para el sector a fin de frenar la pandemia, sin articular medidas compensatorias.

De ahí que, además de la exención de impuestos, haya pedido al Gobierno regional ayudas a fondos perdidos para que las empresas puedan soportar los cierres impuestos por Sanidad. De igual modo, quieren ayudas para hacer frente a los costes de productos perecederos, gastos de suministros, impuestos locales o consumo directo en bares restaurantes u ocio nocturno.

En un plano más local, los empresarios de la ciudad han reclamado a las diferentes administraciones que promocionen el turismo en la capital regional y medidas que reactiven el Casco Histórico, pues el 90 por ciento de los establecimientos hosteleros de la zona antigua de la capital regional viven de los visitantes extranjeros.

«Las administraciones tienen suficientes armas como para combatir esto. Necesitamos que se unan entre ellas, dejen sus diferencias y se pongan trabajar para salvar a un sector que está muriendo», ha alertado Tomás Palencia.


Advertisement

«NO SOMOS CULPABLES»

«Los hosteleros no somos culpables, podemos llegar a ser parte de la solución. Las reuniones que se hacían en bares y restaurantes se siguen haciendo en casas y son más peligrosas. En nuestros espacios se mantienen las medidas higiénico-sanitarias que estipula la ley», ha defendido.

Preguntado sobre la intención del equipo de Gobierno toledano de flexibilizar la instalación y ampliación de las terrazas de los establecimientos de hostelería de la ciudad para que puedan «evitar el cierre» y compensar las restricciones impuestas en la ciudad tras decretarse las medidas de nivel 3, el representante de los hosteleros de la ciudad ha lamentado que esta medida «llega tarde».

«Lo solicitamos en junio y para el verano nos hubiera venido muy bien. Llega cuando no apetece estar en las terrazas por el clima», ha lamento Tomás Palencia, que ha añadido que se van a reunir con el equipo de Gobierno para estudiar como se va a materializar esta medida.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here