Salones Epilogo

Tarde mágica de fútbol la que pudieron vivir los aficionados auriverdes presentes en el Estadio “Paco Gálvez” con la victoria sufrida pero merecida del Atlético Tomelloso al imponente líder C.F. Talavera, un equipo que enseñó en Tomelloso su enorme calidad pero que no pudo con el empuje, la pasión y el esfuerzo de los soldados auriverdes, que además estuvieron más acertados de cara a puerta. Los goles de David Sevilla, por bajo, y del “9” Gallego tras aprovechar una buena jugada del extremo solanero hicieron en vano el tanto del visitante Yahvé y desataron la alegría de una grada que pese al frío y la media jornada económica, volvió a llevar en volandas a los tomelloseros hacia un triunfo histórico.


Bodegas Verum

Partido marcado en rojo, de aquellos a los que a todo futbolista les gusta jugar. Con la ilusión y la ambición de generar problemas al indiscutible Talavera partía el Atlético Tomelloso con hasta cuatro cambios respecto al once de Villarrubia. Darío daba entrada a Joaquín, Sousa, Loren y Gese en el once por Nacho Huertas, Carlos Arroyo, Borja y el sancionado Buendía, jugando nuevamente Javi Fernández en el centro del campo y arriba el cuarteto de rápidos con Gese y David Sevilla en bandas. Fue el madrileño Gese quién tendría las primeras opciones de peligro, encarando a Melchor desde izquierda. Hasta en tres ocasiones se enfrentó el habilidoso delantero al lateral Melchor, siendo en una de ellas posible objeto de penalti del que nada quiso saber el colegiado conquense Fernández Vera. Las incursiones de Gese simbolizaron la salida en tromba atlética, pero poco a poco la figura de David Sevilla comenzó a emerger con fuerza en el partido. Primero, en una jugada por derecha y hacia el centro, regateando hasta a cuatro futbolistas y cediendo a banda en la jugada que comentamos pudo ser señalada como pena máxima. Después, como protagonista principal al marcar el primer gol del encuentro, en una jugada que comenzó con un robo de Agustín en línea de tres cuartos, buscó a Gallego pero al que llegó el balón tras tocar en Gonzalo fue al ex del Almagro, que por bajo y con suavidad batía a Sergio Arenas para hacer el primero. El gol sentó bien, y es raro decirlo, en ambas filas. Y es que el Talavera despertó y apretó, comenzando a generar buenas ocasiones sobre todo en las botas de Yahvé Prieto, auténtico motor ofensivo de los cerámicos en el encuentro. Un saque de esquina del gallego que dio en el travesaño fue el preludio a unos muy buenos minutos blanquiazules, combinando continuamente y llegando con bastante peligro a la meta defendida por un nuevamente imperial Buyo, que dejó varias paradas para la retina. Un cabezazo de Gonzalo alto y un disparo de Robert que pasó pegado al palo no daba tregua a los locales, que en estos minutos tan sólo respondieron en ataque con un disparo de larga distancia de Gallego que se marcó alto. Una buena jugada de Gustavo en el área que atrapó Buyo daba paso al intermedio.

Al igual que al inicio del encuentro, la salida del Atlético Tomelloso volvió a ser meteórica. Gallego avisaba de lo que vendría poco después en un disparo que salió lamiendo el palo, y el Talavera se estiraba en una buena acción de Rubén Rivera, que centro desde derecha y el balón se paseo por la meta de Buyo. En el minuto 60´llegaría el tanto que a la postre sería el definitivo para la victoria tomellosera. Saque de esquina que rechaza la defensa talaverana, el balón cae a Sevilla, que regatea a quién le sale por delante y mete nuevamente el balón al área hacia Gallego, que al primer toque y a bote pronto suelta un latigazo que, literalmente, besó la escuadra de Arenas. Un golazo que desató la euforia en las gradas y una victoria que se veía cada vez más cerca. Sin embargo, tal y cómo era de esperar en un equipo de su tallaje, el Talavera no había dicho su última palabra, y quién sino mejor que el delantero Yahvé para dejar claro que el encuentro estaba muy vivo. El extremo recibía en izquierda, recortaba hacia dentro y soltaba un zapatazo ante el que nada pudo hacer Buyo para evitar el tanto. 2-1 en el marcador y 30 minutos de sufrimiento amarillo por delante. Los de Darío, prácticamente rotos por el esfuerzo, comenzaron a temporizar el encuentro con varios cambios. El ritmo del encuentro bajó para desesperación del banquillo blanquiazul, y una protesta del “pichichi” Jesús Jiménez, que lesionado no pudo participar en el encuentro, le mandaba a la ducha antes de tiempo. Una mano bárbara de Buyo a tiro envenenado de Rubén Rivera y un remate de cabeza alto de Murci metían el miedo en el cuerpo a los asistentes, pero la defensa numantina de los atléticos liderada por unos colosales Sousa y Barea peleaba con uñas y dientes cada centímetro del campo. En el 90´, en una jugada larga, Javi Fernández recibía en izquierda y por piernas se fue de varios defensores, entrando en el área y disparando a puerta. El balón lo tocó Arenas, y cuando ya se cantaba el tercero finalmente dio en el palo. Un lanzamiento largo de Yahvé fue la última ocasión talaverana antes del silbato final del colegiado. Final y alegría desbordada en Tomelloso para un equipo que cada día va a más.


Hidymec

El Atlético Tomelloso vuelve a colocarse 7º tras la derrota del Azuqueca y recupera distancias con prácticamente toda la zona alta de la clasificación, quedando más cerca los puestos de play-off (8 puntos) que los del descenso (13 puntos), en la zona pacífica de la tabla clasificatoria. La próxima semana el equipo visitará al C.D. Madridejos, rival que en la primera vuelta se llevó los puntos “in extremis” del Paco Gálvez.

EURO CAJA RURAL PIE

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here