El mundo del fútbol vivió este pasado miércoles 25 de noviembre uno de los episodios más conmovedores de los últimos tiempos. Maradona, considerado por muchos el mejor jugador de la historia, falleció después de algunos años con muchas complicaciones de salud. Evidentemente, las muestras de cariño, tanto del mundo del deporte como de la sociedad general, no se hicieron esperar, y uno de los clubes que dedicó unas palabras al jugador fue el Albacete.

Y es que la casualidad ha dado que el último gol que realizó Maradona en La Liga española fue, precisamente, contra el Albacete, concretamente en el estadio Sánchez-Pizjuán el 31 de enero de 1993. El club manchego anotó en un tuit que “nunca es agradable que te marquen”, pero que para la entidad era un honor ser el último club al que el genio le había marcado un gol.



El Albacete, en esa época, encadenó cinco temporadas consecutivas en primera división, desde el 1991 al 1996. Sin lugar a dudas, una situación muy distinta a la actual, con el club sufriendo para mantenerse en una Segunda División de lo más complicada. Actualmente, el Albacete se encuentra en plazas de descenso, y los pronósticos indican que lo tendrá de lo más complicado para mantener la categoría. Uno de los indicadores para poder ejemplificar esas predicciones son las cuotas de las casas de apuestas, que indican a partir de las estadísticas de los equipos las distintas probabilidades en los partidos y los campeonatos. Los jugadores, que atienden a esas casas de apuestas seguras en Internet, y que aseguran la privacidad del usuario en todo momento, ahora pueden ver como en Segunda División equipos como el Albacete, el Alcorcón o el Sabadell tendrán muchas dificultades para conseguir la permanencia.

Sin duda alguna, el objetivo del equipo manchego sería poder volver a los tiempos donde jugaba en Primera División y, en este caso, hacía frente a jugadores como Diego Armando Maradona. Para conseguirlo, el equipo deberá enderezar el rumbo en una competición que cada año que pasa se vuelve más dura y competitiva, con muy poca distancia entre clubes y con una situación que separa a pocas victorias los equipos que luchan en las partes inferiores o superiores de la clasificación. De momento, eso sí, siempre quedará el recuerdo de épocas doradas donde se competía frente a los mejores.



Dejar respuesta

Por favor, introduce tu comentario
Por favor, introduce tu nombre