El presidente de Castilla-La Mancha, Emiliano García-Page, ha instado a la presidenta de la comunidad de Madrid, Cristina Cifuentes, a que ambas comunidades comiencen a trabajar en «fraguar» una estrategia metropolitana de conjunto para un desarrollo cohesionado y evitar un «estrangulamiento» por fronteras.

«Hay que hablar porque a Castilla-La Mancha y Madrid nos conviene empezar a fraguar una estrategia metropolitana de conjunto porque la capacidad torácica de Madrid se está agotando», ha señalado el presidente regional, durante la firma de la Estrategia de Impulso Económico y de la Competitividad para el Corredor del Henares y su zona de influencia.



Un desarrollo en un Corredor que, para el propio García-Page, va más allá de lo que es este pasillo y que por ello debe pensarse en unirse para trabajar juntos, en este caso con la comunidad de Madrid.

Aunque, a su juicio, a Castilla-La Mancha le puede beneficiar que en Madrid se esté acabando la «capacidad torácica», sin embargo, ello puede generar muchos problemas de fronteras en tema de vivienda, transportes y, en definitiva, de «estrangulamiento» que «no tiene sentido» para ninguno.



Para el presidente regional, es necesario empezar a hablar de un concepto que supere el ámbito autonómico y, por eso, ha dejado entrever que, tal vez, se pueda estar en condiciones de firmar el primer gran acuerdo metrorregional entre Madrid y Castilla-La Mancha.

Según ha dicho, ambas comunidades tienen una zona de influencia mutua; ha aludido a Guadalajara como una parte importante de Castilla-La Mancha que pega con Madrid, pero también a Toledo, y a Cuenca, que también ha sobrepasado su extensión aunque por otro lado.

CRECIMIENTO COHESIONADO



En este sentido, ha recordado que el objetivo también es que el Corredor «no corra el riesgo de convertirse en una selva» a la que lleguen muchas presas «en aluvión» pero donde todo esté descoordinado.

Aunque considera que el crecimiento de la región es «enorme», y ha augurado que Castilla-La Mancha va a ser una de la autonomías que «dé sorpresas a nivel económico y social», ha insistido en que, debido a las dimensiones que tiene la región castellano-manchega, se debe trabajar por un crecimiento cohesionado.



Además, ha recordado que Madrid es sin duda la Comunidad Autónoma más rica de España pero que tiene 8.000 kilómetros cuadrados para 6 millones de habitantes y está cerca de quedar saturada. Según García-Page, la propia Cifuentes le ha reconocido que ya algunas empresas están apostando por Castilla-La Mancha por ello.

La estrategia de Corredor pasa porque este deje de ser solo eso y pase a ser un concepto «abanico», que se traduzca en extender los efectos sociales, económicos y de desarrollo.



En este sentido, el presidente autonómico ha dicho que son esenciales infraestructuras como la conexión de la A-2 y la Alcarria, determinados desdoblamientos y para ello hay que anticiparse y diseñar plataformas y corredores de expansión.

En cualquier caso, incluso en el Corredor de la provincia alcarreña ha admitido que también hay zonas en las que ya hay «grandes problemas de suelo y algunas empresas ya han dicho que no vienen porque no hay mano de obra». Pese a ello, ha asegurado que para primeros de año se sabrá de la llegada de tres o cuatro compañías nuevas.

[pro_ad_display_adzone id=302388]

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here