Ocurría durante la semana pasada, cuando el cuerpo de policías de Madrid compartía en Twitter estas imágenes de Poncho, un perro policía que, al observar cómo uno de sus compañeros caía al suelo, le practicaba la RCP (reanimación cardiopulmonar), un conocido método de primeros auxilios capaz de salvar muchas vidas.

Sin duda, la bonita imagen recuerda a la clásica comparativa del perro como el mejor amigo del hombre, razón por la que los policías han decidido compartir esta frase de John Billings.



Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here