La primera fase de la Segunda División B del fútbol español concluyó con malas noticias para los equipos de Ciudad Real. Afincados en el subgrupo B del Grupo V, el Yugo Socuéllamos y el Formac Villarrubia han caído a la fase de descenso, en la que competirán con los 4 últimos del subgrupo A para decidir que equipos descienden de categoría esta temporada.

Debemos tener en cuenta que la creación de una nueva categoría por encima de la Segunda División B, llamada 1.ª División RFEF, implica que un hipotético descenso de alguno de nuestros equipos sería como bajar dos categorías, puesto que la 3.ª División RFEF, que es como se llamará a partir del próximo curso la tercera división, será una competición regional muy amateur, con muchos equipos que históricamente nunca han estado en tercera o lo han hecho de manera casi testimonial.



Si ya es un drama un descenso en cualquier liga, esta temporada es un castigo muy importante para los clubes, a nivel deportivo y económico. En Primera División, los candidatos en las apuestas de LaLiga Santander 2021 como el Huesca o el Deportivo Alavés a descender, reciben una compensación económica importante si bajan a LaLiga SmartBank, una categoría profesional, pero si cualquiera de los equipos de Ciudad Real descendiera, la compensación económica serviría de poco para el daño deportivo que hará a cualquier entidad que tenga la mala suerte de descender.

Yugo Socuéllamos

La mala dinámica del “Socu” le ha llevado a la segunda fase penúltimo de su subgrupo, pero por encima del Getafe B en el otro subgrupo y empatado con la UD Poblense. El mayor hándicap para el equipo es la baja puntuación obtenida en la primera fase, que con 24 puntos por disputar, deberá ganar muchos puntos para garantizarse la permanencia.



Lo más positivo es que del subgrupo A, el equipo que más puntos ha sacado ha sido Las Rozas CF, con 20 puntos, solo 4 por encima del Yugo Socuéllamos, así que los hombres de Josico dependen de sí mismos para alcanzar el objetivo de la permanencia de categoría.

Formac Villarrubia

Por su parte, los de Javi Sánchez cortaron una mala racha de resultados en la última jornada venciendo al CD Don Benito, y entran a la segunda fase a solo 3 puntos de la UD Melilla, mejor equipo de todos los que juegan por el descenso. El propio míster ha asegurado que el objetivo del equipo tiene que ser ganar esta “liguilla”, y con esa convicción afrontan estos dos meses de competición.



Esta es la situación en la que han llegado los dos equipos de Ciudad Real a la fase final de la temporada. No es lo que soñaban los aficionados a principio de campaña, pero con los presupuestos que manejaban otros clubes, y la ambición de algunos proyectos como CD Badajoz, Extremadura, Talavera o AD Mérida, resultaba muy ambicioso no acabar en esta fase. Ahora toca ponerse el mono de trabajo y superar a los equipos de “su liga”, donde Socuéllamos y Villarrubia deben lograr el objetivo de la permanencia.



Dejar respuesta

Por favor, introduce tu comentario
Por favor, introduce tu nombre